*Aguas, lo que viene…

2
77

columnaSi bien la construcción del sistema para tratar las aguas residuales que reciben más de cien mil hectáreas de los sistemas de riego 100 y 03 se tardó tres lustros a partir del anuncio del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León la cada vez más cercana operación de la macro planta de Atotonilco de Tula genera amplias expectativas sobre el impacto social y económico que conlleva.

En la década de los ochentas el gobierno federal decreta la prohibición para producir hortalizas y legumbres por los efectos que causan en estos productos el alto contenido de metales de las aguas residuales que contribuyen al nada honroso título de la región más contaminada del país que se le otorga mediática y científicamente a Tula en particular a la presa Endhó y su rivera.

Ello constituyó un letal golpe a la economía de una cuarta parte de la población de Hidalgo en su mayoría dedicada al sector agropecuario lo que aceleró la expulsión poblacional hacia los Estados Unidos y áreas suburbanas de las grandes ciudades del país que dejo decenas de comunidades semi habitadas y con crecientes niveles de pobreza y falta de oportunidades.

En unos meses cuando inicie el tratamiento de las aguas residuales y conforme estas desplacen a las negras con la asesoría adecuada los agricultores podrán regresar a producir hortalizas y con ello elevar considerablemente sus ingresos al mismo tiempo que se revierte en la medida de lo posible la degradación que deja a las tierras los altos niveles de contaminación de los residuos líquidos.

Esta tarea en buena medida la tendrá en sus manos Benjamín Rico Moreno recién nombrado gerente estatal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y no será fácil porque el agua gris se volverá oro puro y actualmente se pierde cerca del 50 por ciento del líquido, lujo que no se podrá dar la economía de la entidad cuando lleguen las aguas grises, así que viene un proceso nada fácil para aprovechar el tratamiento de las aguas residuales.

Se avecina una etapa complicada que requerirá no sólo de visión y capacidad técnica, también y mucho de sensibilidad política y social para completar ese proceso en el que convergen muchos intereses que dificultaran el traspaso de los sistemas de riego y su modernización para que las aguas grises sean un factor de recuperación económica y de arraigo de población ante el panorama cada vez más difícil de la migración.

Comentarios

comentarios

2 Comentarios

  1. Poner a los canditatos del PRI como si fueran los elegidos de Dios es como decir no tienen otra opción son ellos o ninguno, pues ninguno.

  2. Poner a los canditatos del PRI como si fueran los elegidos de Dios es como decir no tienen otra opción son ellos o ninguno, pues ninguno.

Dejar respuesta