Al Frente, al PAN le parten la frente

0
41

Alberto Witvrun.-En Acción Nacional (PAN) las cosas van de mal en peor en Hidalgo porque el beneficio económico de unos pocos se ha convertido en una tragedia proselitista para la mayoría de sus candidatos, pero no sólo también lesiona la economía del propio partido sin que nadie haga algo para solucionarlo, mientras el jefe del grupo que lo controla burocráticamente espera paciente su incorporación a la siguiente legislatura local, sin importarle el resultado el 1 de julio.

Y mientras Asael Hernández Cerón reúne dinero y construye su proyecto político personal continúan los golpes entre pandillas y las campañas se complican porque personajes como Marisol Vargas Bárcena bloquean campañas y dejan de participar, en particular ella en Pachuca luego de que su hermano Guillermo Vargas Bárcena fuera despedido de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, donde se desempeñaba como director administrativo.

Pero es el problema menor, el grave es que el PAN recibió sanciones por la pésima elaboración de la propaganda de sus candidatos elaborada por la empresa publicitaria Epica, S. A. de C. V. que ha sido impugnada por uno de los últimos personeros de Gerardo Sosa Castelán en Movimiento Ciudadano (MC) y candidato a diputado local Pablo Gómez, cuyos recursos ante el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH) ha tenido efectos negativos para los candidatos panistas.

Epica, es un negocio que al interior del PAN se asegura que es de Cornelio García Villareal, Asael Hernández Cerón, Jovani Miguel León Cruz y Erick Ortega, que elabora la propaganda de los candidatos a diputados locales que fueron obligados a aceptar los recursos para sus campañas en especie, pero esta tiene errores de redacción e incluso ortográficos, por lo que los abanderados han sido sancionados por el IEEH, mientras las jugosas ganancias han sido para los socios panistas de esta empresa.

Los candidatos afectados están que revientan en contra de Asael Hernández y compañía porque sus campañas han sido seriamente alteradas porque han tenido que retirar mantas y carteles, pero además estos materiales no les han sido repuestos por Epica, como hubiera sucedido con cualquier otra empresa ni siquiera demandarla por incumplimiento ante la Procuraduría de la Defensa del Consumidor (Profeco).

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta