AQUILES BAEZA: DAN LUGAR A MEADE EN LA PRESIDENCIAL 2018

0
68

La salida de Luis Videgaray se considera una consecuencia del error Trump.

La renuncia de Luis Videgaray y el retorno de José Antonio Meade en la Secretaría de Hacienda, lleva implícita una fuerte carga política enfocada a la contienda presidencial de 2018.

Meade quien ya tenía medio cuerpo en las expectativas electorales con su participación en la Secretaría de Desarrollo Social, entra de lleno en los nuevos escenarios que a nivel oficial hoy encabeza el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Los cambios se hicieron un día antes de que el gobierno federal hiciera llegar al Congreso el Paquete Económico Presupuestal 2017, pero también coincide con el arranque de la contienda electoral en el Estado de México.

Pero Videgaray se había descartado como candidato mexiquense, tampoco prendió en el juego de la sucesión federal, por ello podría hacerse cargo de coordinar la campaña del candidato priista mexiquense.

También se considera que este cambio es efecto directo de la reciente visita a Los Pinos del candidato presidencial republicano de los Estados Unidos, Donald Trump, considerado como el principal error de la actual administración de @EPN.

Aunque el presidente Peña asegura asumió la responsabilidad de decisiones como la criticada visita del pato Donald, este controvertido encuentro tuvo muchas consecuencias negativas para México que capitalizó el candidato estadounidense.

Junto con Videgaray pusieron en la mesa sus renuncias el subsecretario Fernando Aportela y el titular del SAT, Aristóteles Núñez Sandoval.

Con Luis Enrique Miranda Nava no se esperan grandes cambios, y tendrá como única función de darle mantenimiento a la posición, como siempre lo ha hecho desde que trabaja para el presidente Peña.

Osorio Chong fue el encargado de darle posesión a los nuevos funcionarios.

Estas son las cuatro indicaciones que dio @EPN al nuevo secretario de Hacienda.

PRIMERA: “El Proyecto de Paquete Económico 2017 que se presente al Poder Legislativo deberá contribuir a la consolidación de las finanzas públicas, logrando por primera vez en muchos años un superávit primario. Esto significa que los ingresos de la Federación deberán ser mayores que sus egresos, antes de cubrir el costo financiero de la deuda pública y los pasivos garantizados por el Gobierno Federal”.

“Los mexicanos deben saber que este Gobierno reconoce los esfuerzos que a diario realizan para salir adelante, y que habrá de acompañarlos y brindarles los apoyos que se requieren. Y en este contexto, reitero que el paquete económico que habrá de presentarse a consideración del Congreso será profundamente responsable y de gran sensibilidad social”.

SEGUNDA: “Continuar con la aplicación de medidas de responsabilidad fiscal, a fin de contener y estabilizar el crecimiento de la deuda del sector público como proporción del Producto Interno Bruto”.

TERCERA: Que “el esfuerzo necesario para garantizar la estabilidad macroeconómica deberá ser a cargo de un ajuste en el gasto público de la Federación; es decir, le tocará al Gobierno de la República apretarse el cinturón, no a las familias ni a las empresas de México. En este sentido, refrendo mi firme compromiso de que no habrá nuevos impuestos, ni aumentos a los existentes. Insisto, el ajuste recaerá en el Gobierno y no en la ciudadanía”.

CUARTA: “No sólo contener el nivel de gasto público, sino también mejorar la calidad del ejercicio. Esto significa privilegiar los proyectos de inversión y los programas sociales más efectivos contra la pobreza, así como reducir el gasto corriente y los gastos innecesarios. La prioridad de la política hacendaria es muy clara: garantizar la estabilidad de la economía nacional. La estabilidad macroeconómica no es un fin en sí mismo, sino un medio para proteger y fortalecer la economía de las familias mexicanas”.

 

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta