Por 14 marzo, 2014 0 Comentarios

Auditoria a l SNTE

Al trascender que se aplica una auditoría financiera a las arcas de la Sección XV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se han presentado reacciones favorables en la base magisterial no sólo en las alas de la cúpula que quieren ponerle fin a la hegemonía de Moisés Jiménez Sánchez ha tenido durante la última década aunque se duda que de encontrarse irregularidades se proceda en contra de los responsables. 

Para la mayoría de profesores consultados se trata de una medida política para ponerle fin a una etapa de la vida sindical que no necesariamente se reflejará en beneficios para los afiliados al sindicato y que habrá cacería de brujas en contra de quienes estén identificados con el grupo que dominó al sindicato en los últimos años como ellos lo hicieron con sus detractores.

En este escenario la autoridad educativa debe estar atenta por la gran carga política que representa la lucha intestina en la Sección XV porque no puede mostrarse a favor de nadie y al mismo tiempo mantener una relación institucional con la dirigencia legal a la que le costará mucho trabajo ser la real.

Publicado en: Editorial

Comentarios

banner ad