*CEH, efecto bumerang

0
129


columnaAlberto Witvrun.-
En varios sectores del priismo se celebra el triunfo de Sergio Baños Rubio como presidente del Centro Empresarial de Hidalgo (CEH), aseguran arrebataron el sindicato patronal a los panistas lo que por más de tres décadas se intentó infructuosamente pero nadie ha medido las consecuencias del arribo de un empresario que tiene ligas con el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El PRI y sus candidatos en los últimos tres lustros enfrentaron un creciente anti priismo en Pachuca y municipios conurbados que se han reflejado en derrotas como las sufridas ante José Antonio Tellería Beltrán y apretadas victorias como la lograda por el presidente municipal de Mineral de la Reforma, Filiberto Hernández.

En efecto la filial de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) ha sido alimentadora de cuadros para Acción Nacional (PAN) sólo que sus dirigentes por ética dejaban pasar un año para participar en política partidista y otros como Romualdo Tellería Beltrán rechazaron ofertas hasta que el alcalde capitalino Eleazar García Sánchez aceptó ser postulado por el PRI cuando presidía el organismo.

Sergio Baños enfrentó problemas para integrar un equipo porque quienes votaron por él en su mayoría no asisten a las sesiones del organismo y su discurso conciliador ha provocado más a quienes votaron en su contra, que son los socios más activos que ante la infiltración radicalizarán su anti priismo y en los próximos procesos electorales es probable apoyen a candidatos opositores sin importar quienes sean.

La cúpula priista debe revisar lo sucedido en este proceso y si puede deslindarse porque si bien los partidos opositores están debilitados y no se ven candidatos fuertes, también lo es que pueden animarse algunos personajes del sector privado que seguramente encontrarán interesantes apoyos y volver interesantes las elecciones federales intermedias de 2015.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta