CONSTITUCIÓN DE LA CDMX, ¿UN MUNDO APARTE?

0
141

A escasas seis semanas de que se cumpla el plazo previsto para contar con el texto de la Constitución de la CDMX, por ahora no se le ve pies ni cabeza a la creatura, pero se aprecian brochazos de lo que para algunos no deja de ser un abultado catálogo de buenos deseos, que rayan en lo populista y que presagian fuertes controversias.

Un botón de muestra es la decisión de reducir de 18 a 16 años la edad para tener derecho a voto, aunque sea en elecciones locales. La propuesta avalada por el PRD y Morena fue cuestionada por los constituyentes del PRI, PAN y Panal tras advertir que en la Carta Magna la mayoría de edad se reconoce a los 18 años y por ello dicha disposición corre el riesgo de ser impugnada por la Suprema Corte, por inconstitucional.

En las últimas semanas los diputados constituyentes se han concentrado en el trabajo de comisiones para preparar los dictámenes que deberán votar en sesiones plenarias. Este lunes tienen sesión, a ver qué tanto avanzan.

El plan es que le metan velocidad en enero, incluyendo la consulta que se tiene prevista por parte de los pueblos originarios y barrios, para disponer del documento final que sería promulgado el 5 de febrero de 2017, para coincidir con el centenario de nuestra Carta Magna de 1917.

Pero más allá de la buena voluntad, descontados por supuesto los diputados faltistas -que seguramente han tenido mejores cosas qué hacer-, lo que se nota es que el Constituyente chilango hace historia pero de manera desordenada, enfocados principalmente al catálogo de derechos, donde según un reciente análisis de la organización México Evalúa, es precisamente donde hacen agua.

Franki chilango

La Constitución de la CDMX no será a imagen y semejanza de Miguel Ángel Mancera pero si tiene mucho que ver con un marco aspiracional de una entidad que al final nada tendrá que ver con el resto de las entidades federativas. Parece un mundo aparte.

La politóloga Melita Peláez (Mela para sus detractores) está convencida de que por ahora la nueva Constitución parece una creatura inspirada en la novela del doctor Frankenstein.

Como en botica

Son muchos los puntos de controversia. Entre éstos destaca la propuesta de establecer un marco educativo autónomo con su propio sistema de evaluación. El punto de conflicto es que debe ir de la mano con la reforma educativa federal y no parece que sea el caso.

Los enunciados de los acuerdos en comisiones son muy atractivos, pero no se tiene una valoración real de los efectos que tendrá sobre la población.

Demos un rápido vistazo a los acuerdos en comisiones:

++ Carta de derechos. La Constitución obra en sentido de la tolerancia, la solidaridad y el bien común, más lo que se acumule.

La lista es muy larga pero incluye los matrimonios igualitarios; derecho al trabajo en el que se reconoce el trabajo no asalariado (los ambulantes) y un régimen de pensiones en este renglón; en el segmento de la Ciudad Solidaria se mantuvo la garantía de la voluntad anticipada de cualquier persona para negarse a someterse a medios y procedimientos que preserven su vida innecesariamente.

También destaca el reconocimiento al secreto profesional de los periodistas y está pendiente el acuerdo para declarar a la CDMX refugio de periodistas perseguidos. Incluye este texto el reconocimiento al derechos igualitarios de las personas de origen afrodescendiente; destaca además el reconocimiento al espacio y al tiempo de los habitantes de la Ciudad.

++ No prosperó el punto que eximía de sanción al consumo y cultivo de mariguana, fuera de los términos actuales de la ley federal. 

++ Se establece el derecho ciudadano a proponer leyes cuando éstas sean avaladas con el 0.13 por ciento de la lista nominal de electores (algo así como 9 mil 252 firmas); serán iniciativas preferentes cuando sean respaldadas con el 0.25 por ciento del listado nominal, unos 40 mil firmas.

++ Se aprueban candados contra la reelección del jefe de Gobierno, pero en el caso de los integrantes del Congreso podrán reelegirse hasta por cuatro periodos. Está por avalarse la reelección de los alcaldes.

++ “La revocación de mandato” será realidad. Para este propósito deberá contarse con el respaldo del 40 por ciento de la lista nominal de electores, pero para que este prospere será necesario una consulta donde el 60 por ciento de los electores esté de acuerdo. Esto sólo será posible transcurrida la primera mitad del periodo del jefe de Gobierno y sólo una vez.

++ Además de que se considera la prohibición del uso clientelar de los recursos de programas sociales, también se prevén sanciones a los particulares que se presten al mal manejo de los recursos otorgados en los contratos. 

++ Después de las elecciones locales de 2018 se tiene prevista una revisión de la división territorial.

++ El Congreso de la CDMX quedará integrado de la misma manera que la actual ALDF, 40 diputados de elección directa y 26 plurinominales.

++ Un punto de fuerte debate pero avalado por mayoría en comisiones, fue la decisión de desaparecer el fuero. El propósito es que los funcionarios se hagan responsables y puedan ser llamados por las autoridades judiciales a responder por la presunción de un delito. El tema fue considerado con alta carga populista.

++ También se puntualiza el derecho a las marchas. Los panistas intentaron regularlas. Sólo en 2015 se realizaron 9 mil 168 marchas, 25 por día.

++ Otro punto de gran controversia es el que tiene que ver con la regulación del comercio informal en la CDMX, que otorga derechos laborales como prestadores de servicios a los comerciantes ambulantes.

++ También consideran la regulación del trabajo sexual, la prostitución, aunque no la trata de personas, aclararon.

++ Los constituyentes están porque se acote el papel de las fuerzas armadas en la CDMX. Por eso proponen incluir en el texto que “El Ejército no realizará labores de seguridad ciudadana en la CDMX.”

Los constituyentes todavía no entran de lleno a aprobar los dictámenes en sesiones plenarias. Al final de cuentas no se trata de entender la autonomía como voluntarismo porque puede afectar la vida cotidiana de los chilangos. Ya veremos.

Lavaderus est

1.- Enfría la Corte a detractores de Cuauhtémoc Blanco.

La Suprema Corte confirmó que atrajo la controversia constitucional promovida por la alcaldía de Cuernavaca, Morelos, sobre el juicio político en contra del presidente municipal, Cuauhtémoc Blanco.

Esto significa que no podrán destituirlo del cargo y queda sin vigencia la prohibición de que pueda salir del estado.

Las autoridades locales tendrán que esperar a que la Corte dictamine y, acatar al mismo tiempo lo que resuelva.

¿Y qué creen? El alcalde incómodo levantó su ayuno, cenará la noche de navidad y seguirá siendo alcalde el 1 de enero.

2.- ¿Y ya para qué?

Mientras el líder nacional tricolor, Enrique Flores, se concentra en armar la agenda priista del año 2040, aunque faltan 24 años, sus comisionados suspendieron de sus derechos al ex gobernador de Quintana Roo y expulsó de sus filas al ex góber de Tamaulipas, Tomás Yarrington. ¿y ya para qué?, diría el clásico @jlca007

3.- Y no es por hacerle al Grinch pero si ya recibió su aguinaldo y no es diputado, senador o funcionario público, guarde una parte para hacerle frente al gasolinazo de enero y al incremento del Gas LP.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta