*Coparmex, consumatum est

0
124

columnaAlberto Witvrun.-Infiltrado que fue el sindicato patronal mediante un fraude electoral que beneficiados y perjudicados callan, se aproximan al interior del Centro Empresarial de Hidalgo (CEH) una sorda lucha que puede convertir en pírrica la victoria del nuevo presidente, el empresario de la publicidad Sergio Baños Rubio que no tendrá el respaldo de quienes le dieron su voto y su convivencia será con quienes se opusieron que son los que asisten a las sesiones y cubren sus cuotas.

De inicio su calidad moral esta devastada porque aunque guardan silencio los socios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) saben que una revisión del proceso hubiera anulado la elección porque se demostró que hubo un doble voto en la primera vuelta a favor de Baños Rubio ya que el llevaba un poder para ejercer el voto de Empresas Bernal y el representante de esta firma acudió a la asamblea y emitió su voto.

Es decir que en términos reales si se hubiera anulado ese voto en la primera vuelta Rosana Lugo Castañeda hubiera obtenido 67 voto por 66 de Baños Rubio y 22 de Abelardo Flores Rueda que cumplió su trato de restarle fuerza a la primera, pero aún con todo la decisión fue no hacer más ruido porque al final solo se dañaría la imagen del CEH–Coparmex que ha sido un crítico serio de los gobiernos locales sin que ello signifique confrontación.

Si fuera suficiente un socio estaba dispuesto a declarar que Sergio Baños le ofreció pagar sus cuotas a cambio del poder notarial para asegurar su voto que probaría la compra de sufragios, pero socios y ex presidentes prefirieron salvaguardar la imagen del CEH y “reconocer” el triunfo de quien ahora acusa en donde puede a este columnista y a los medios que le critican de corruptos.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta