*Crisis en el Ople 

0
54

columnaAlberto Witvrun.-La selección de consejeros ciudadanos del organismo que sustituye al Instituto Estatal Electoral (IEE) denominado Organismo de Procesos Electorales Locales (Ople) fue un proceso de dudas y sospechas para la mayoría de quienes participaron al considerar que no fueron elegidos los mejor preparados, a ello se agrega ahora el despido injustificado de funcionarios con servicio profesional de carrera que ponen en riesgo la eficacia en el manejo de la próxima elección además de juicios laborales y millonarias liquidaciones.

Irregularidad evidente: los consejeros de mayor experiencia por sus antecedentes profesionales y laborales fueron los que permanecerán tres años en el cargo y los que tienen un currículo menor permanecerán seis y siete años considerando a la misma consejera presidenta Guillermina Vázquez Benítez, quien tiene manifiesta fobia por periodistas y medios de comunicación.

La “guillotina” primero llegó al secretario del organismo Francisco Ortega Sánchez quien fuera diputado en la 53 Legislatura Local, bajo el argumento de que no es abogado y sin motivo aparente despidieron al director jurídico Arturo Sosa que encabeza una lista de más de 15 funcionarios sustituidos por personas que no cumplen requisitos de ley como la contralora Teresita de Jesús Talamantes Castro.

Medidas que han generado incertidumbre entre los alrededor de 90 empleados de base del Ople que son la estructura base que ha permitido que Hidalgo no registre conflictos postelectorales y que la mayoría de las resoluciones hayan sido ratificadas por los tribunales en primera y segunda instancia.

Ante la proximidad de la primera elección empatada en la historia de Hidalgo se generan dudas sobre si habrá la capacidad para conducir este proceso o si la prepotencia de la consejera presidenta polariza posiciones de los partidos; asegurándose que atrás está la mano del vocal estatal del Instituto Nacional Electoral (INE), José Luis Ashane Bulos.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta