CSH, se juega la vida

0
71

Alberto Witvrun.-Constituido en 1975 el Consejo Supremo Hñahñu (CSH) por profesores indígenas entre los que destacaba Maurilio Muñoz Basilio y Pablo Mendoza Pérez, que luchaban por la reivindicación del pueblo otomí al que empezaron por darle  su verdadero nombre; con el tiempo se convirtió en grupo político de permanencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que desde 1987 es protagonista en el Valle del Mezquital.

La llegada de Roberto Pedraza Martínez que sobresalía de la segunda generación del CSH a la diputación local de la 53 Legislatura tras la muerte del propietario Porfirio Chávez Hernández de quien era suplente, le da fuerza política al consejo contra la voluntad del gobernador Adolfo Lugo Verduzco; luego consigue la presidencia del Parlamento Indígena de América y más tarde el ayuntamiento de Ixmiquilpan.

Negociador Pedraza Martínez logró sortear crisis cuando ganó la alcaldía José Manuel Zuñiga y cediendo candidaturas a otras expresiones logró decenas de posiciones en el gobierno, sin detener su crecimiento al ser en dos ocasiones diputado federal, senador suplente y tres veces diputado local, una coordinando el congreso, pero las coyunturas nunca le favorecieron para disputar la candidatura al gobierno.

Convirtió en diputados federales y locales a Edmundo Ramírez Martínez y a Héctor Pedraza Olguín, el primero lo traicionó con Gerardo Sosa; se le adjudica también la posición de la diputada federal Erika Rodríguez, esposa de Pedraza Olguín, que nuevamente busca la diputación federal, que estaba destinada para Roberto Pedraza, que de ganarla representa la supervivencia del CSH de lo contrario será el principio del fin.

De los pasajes difíciles destaca la confrontación con Comunidades del Valle (Covac) y Servicios para el Desarrollo (Sedac), dirigidas por Oralia Cárdenas y Wenceslao Angulo, derivaciones de la fundación alemana Friedrich Ebert que llevó programas alfabetizadores al Valle del Mezquital, sustituyendo al Instituto Lingüístico de Verano (ILV); organizaciones que operaban con recursos de fundaciones extranjeras y que desapareció el gobernador Jesús Murillo Karam.

Otro fue cuando en 1998 el CSH apoyó la precandidatura a gobernador de José Guadarrama que perdió con Manuel Ángel Núñez Soto, creándose durante el proceso interno del PRI el Frente Indígena Revolucionario (FIR) como contrapeso con su compadre y ex alcalde Jorge Rocha a la cabeza, lo que significó una importante escisión, aunque en la negociación con Miguel Ángel Osorio Chong principal operador de Núñez Soto, logró reposicionarse y fue nombrado secretario de Obras Públicas.

El CSH registra otros desprendimientos  que lo mermaron; pero es a partir de la llegada al ayuntamiento de Cipriano y Pascual Charrez Pedraza, que pasaron por sus filas, en que su fuerza disminuyó. Fenómeno que atribuyen al apoyo que les dio el gobierno federal y que los gobiernos estatales no frenaron su extorsión a constructoras, que les dio poder económico y político; como sea el CSH se juega la vida el 1 de julio y mucho le ayuda la confrontación entre Cipriano y Pascual para conseguir su objetivo.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta