Diputado panista pide eliminar al CCCH

 

El Consejo Consultivo Ciudadano de Hidalgo (CCCH) debe desaparecer pues es un órgano que duplica funciones, no cumple con sus objetivos y además tiene un presupuesto para este año de 13 millones 83 mil pesos, indicó Luis Enrique Baños Gómez, legislador local.

Explicó que desde el 27 de febrero de 2006 que entró en vigor el decreto que crea a este ente con el propósito de impulsar la participación y opinión ciudadana para la creación de políticas públicas y a su vez se reconociera la importancia de que el gobierno escuche a la población para vincular la actuación social y gubernamental.

Por ello exhorta a Omar Fayad Meneses, gobernador hidalguense, a que elimine este decreto que respalda la existencia de un organismo que no es necesario, aunado a que así hay congruencia en su política de reducción burocrática y financiera como parte de la reingeniería gubernamental.

Ya que en la actual Ley de Planeación y Prospectiva de Hidalgo publicada el 31 de diciembre del año pasado en el Periódico Oficial local y enviada por Fayad Meneses, se reconoce que la planeación del desarrollo debe ser incluyente en sus esquemas de trabajo modernos, democráticos y coordinados bajo tres comités locales.

Baños Gómez refirió que al tener planteado un esquema que permite acercar espacios a la ciudadanía para que externen sus problemáticas, necesidades y propuestas para traducirlas en políticas públicas, entonces es innecesaria la existencia del CCCH, por lo que el ahorro que se genere se canalice a otras áreas.

Lo anterior en la sesión de la Diputación Permanente del Congreso local donde de igual manera se dio a conocer que el Consejo Supremo Hñahñú ya inició una campaña informativa para difundir los derechos de los migrantes y los mecanismos de defensa al sector indígena que radica en los Estados U nidos.

De igual manera se Miguel Ángel de la Fuente López, legislador naranja, exhortó al gobierno local a que utilice el software libre a fin de mejorar las capacidades tecnológicas y económicas de las dependencias gubernamentales.

Por Nelly Téllez

Comentarios

comentarios