Edmundo Martínez, su bandazo

0
60

Alberto Witvrun.-De una familia de profesores que laboró en la cabecera municipal de Ixmiquilpan, Edmundo Ramírez Martínez apenas terminó sus estudios de Economía muy joven se unió al Consejo Supremo Hañahñu (CSH) y formó parte de una generación que con el apoyo de Roberto Pedraza Martínez escaló rápidamente posiciones en la administración pública y en la política a pesar de su inexperiencia bajo el argumento del llamado hermano mayor de que contribuirían al desarrollo del Valle del Mezquital.

Para 2000 era consejero político municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cinco años después ya era diputado en la 59 Legislatura al Congreso del Estado de Hidalgo y ya había desempeñado varios cargos en la administración pública estatal y federal, todo bajo el cobijo del CSH, su carrera desplazó a varios personajes con mayor trabajo y trayectoria, pero la apuesta eran los jóvenes así en 2006 alcanzó la diputación en la 60 Legislatura al Congreso de la Unión.

En su campaña parte de los recursos destinados al proselitismo lo utilizó para comprarse una camioneta del año lo que causó malestar en el CSH porque no fue fácil hacerle ganar, pero lo peor vendría después ya en San Lázaro se “entregó” a los intereses del jefe del Clan Universitario Gerardo Sosa Castelán que coordinaba la bancada priista de Hidalgo y se olvidó de su origen y del mentiroso discurso que utilizó en su campaña de que había sido indocumentado.

Virtud a la relación que trabo como diputado federal se incorporó a la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) y apoyo panista logró ser nombrado cónsul de México en Washington y en los últimos meses operó en favor del alcalde de Ixmiquilpan Pascual Charrez Pedraza logrando colocar a su hermano Carlos Alberto como secretario de Finanzas y ahora asesor financiero del ayuntamiento.

Públicamente reapareció en la escena estatal haciendo declaraciones a la prensa asegurando que no hay armas en el Valle del Mezquital cuando todo mundo sabe que sí bien no se utilizan por o como grupos organizados ni para delinquir, muchos migrantes han regresado con armamento incluso de grueso calibre, porque hasta concursos de tiro se hacen con ellas en algunas comunidades y habría que preguntar de cuál era la bala que quitó la vida al ex alcalde Cirilo Hernández Quezada en 2010.

Edmundo Ramírez, dicen regresó porque quiere ser candidato del PRI a diputado federal, lo cierto es que sus opciones son más amplías de ser rechazado por el tricolor pude ponerse la casaca blanquiazul o bien la naranja y devolverle los favores que le hizo jefe político desde 2006 el poseedor de la franquicia de Movimiento Ciudadano y jefe de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Gerardo Sosa Castelán.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta