*El drama de José Manuel

1
150

columnaAlberto Witvrun.-El auto de formal prisión a José Manuel Zúñiga Guerrero deja un mensaje claro: será en los tribunales donde se resolverá el proceso que se le sigue al ex presidente municipal de Ixmiquilpan no obstante los argumentos de inocencia que esgrimen diferentes organizaciones de izquierda principalmente el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) de la que el ex perredista es activista en el Valle del Mezquital.

Su detención y formal prisión determinada por un juez luego de la denuncia de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) desató fuerte polémica porque se insiste en un trasfondo político, mientras para la fiscalía, el procedimiento es apegado a Derecho porque no comprobó recursos por 411 mil pesos destinados a obra pública.

La trayectoria de Zúñiga Guerrero, lo muestran como un luchador social, honesto que hoy muchos coinciden en que su error fue escuchar el canto de las sirenas y entrar sin experiencia a la política partidista y electoral, porque un pequeño grupo lo rodeo y se apoderó del control del ayuntamiento, mientras que algunos personajes sacaban provecho de su imagen.

Quienes le conocen, sostienen que Zúñiga Guerrero no traicionó sus principios ni tomó un solo peso del erario público, pero dudan del equipo que lo rodeo durante su administración, y es él quien paga ahora las consecuencias mientras los verdaderos beneficiados caminan tranquilamente, lo que para sus cercanos es lamentable.

Lo real es que el proceso legal que enfrenta el ex alcalde ixmiquilpense vuelve a establecer el desconocimiento administrativo de los ayuntamientos, porque en ocasiones, no todas, no pueden comprobar la cuenta pública porque no respetan normas y procedimientos, no porque roben recursos o porque confían el manejo de los recursos a inexpertos o a quienes traicionan su confianza.

Por lo que sea hoy quien ha sido un luchador social enfrenta un proceso por peculado, lo que parece injusto, pero que tiene sustento legal, mientras como siempre hay quien emprende su defensa solidariamente, pero para variar también los hay que quieren aprovechar la desafortunada situación de José Manuel Zúñiga Guerrero.

Comentarios

comentarios

1 Comentario

  1. A Zúñiga lo acusan de 411 mil pesos,
    pero de esos la propia auditoria ya lo esculpo de 277, con sólo presentar el
    acta de entrega -recepción, la cual firmo como testigo la propia autoridad. Sin embargo no mando la
    resolución en la que lo exculpaba al ministerio público. De los 131 mil que
    restaban por comprobar, se reducen, por un peritaje que mando hacer el propio
    ministerio público, a 29 mil pesos. Nada de esto fue tomado en consideración
    por el ministerio público ni por el Juez. Si existe alguien que no ha respeta
    lo norma, ese alguien es la auditoría.

Dejar respuesta