El periodismo digital puede sorprender en las elecciones

3
41

Miles, si miles, de periodistas mexicanos que utilizan Internet para difundir sus trabajos serán el actor más novedoso en los procesos electorales ya iniciados en México. Y podrían convertirse en el factor más nuevo que influya en los resultados.

Las circunstancias son favorables. En cada entidad federativa son cientos los nuevos medios de prensa digitales que no existían en las elecciones federales de 2012. Los órganos electorales no están preparados para su participación en el proceso, tampoco hay prohibición para que se contrate propaganda electoral en ellos y no existe marco legal para fomentar o inhibir su actuación.

Esto pone otra prueba al sistema electoral mexicano, pero también para los medios de prensa digitales. Veamos.

INQUIETUDES

En las últimas semanas este reportero ha recogido inquietudes relacionadas con el periodismo y el proceso electoral de 2015. Sobresale una pregunta entre quienes se han mudado al periodismo digital e identifican a los procesos electorales como una fuente de ingresos extraordinaria, que buena falta les hace:

¿Es legal que los partidos políticos y sus candidatos contraten propaganda en internet?

La inquietud encierra varias preguntas.  Las expongo, junto a los datos que recopilé para tratar de responderlas.

¿Está prohibida la propaganda electoral en Internet?

No hay prohibición para su uso en procesos eleccionarios, pero tampoco está normada su actuación en México. Si existen referencias y jurisprudencia internacional pero no se han incorporado al régimen jurídico, como lo constata Luis Antonio Corona Nakamura, Doctor en Derecho por la Universidad Autónoma de Aguascalientes en un ensayo entregado a fines de 2012 al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Más recientemente, en enero de 2015, El instituto Nacional Electoral (INE) presentó el reglamento de fiscalización de los partidos. En el artículo 195, numeral uno, se explica lo que son los gastos de propaganda y no se menciona Internet. “Los gastos de propaganda en diarios, revistas y otros medios impresos son aquellos realizados en cualquiera de ellos, como inserciones pagadas, anuncios publicitarios y sus similares, (…)

No hay referencia allí a  los usos electorales de las Tecnologías para la Información y la comunicación (TICs) que globalmente es una referencia a las redes sociales, los sitios web y los blogs, chats, foros de debate, consultas y encuestas en línea, los mensajes telefónicos SMS y a todos los otros usos que permite la era digital en internet.

Lo que sí está prohibido ahora, a diferencia de 2012, es la contratación de propaganda en señales de televisión o de radio. Pero tampoco está precisado que estas empresas puedan difundir propaganda disfrazada de notas de prensa o contratar o difundir por internet otro tipo de mensajes.

Consejeros y asesores del INE han reconocido este vacío legal e incluso que no están preparados como autoridad electoral. Una nota de prensa muestra declaraciones de Mónica Calles Miramontes asesora, quien dice: “no hay una regulación especial sobre la propaganda que se difunde en Internet”.

¿Qué tanto influyó Internet en las campañas recientes?

Aunque la respuesta parezca obvia para muchas personas, el uso electoral de las TICs, aunque no fue novedad en México durante los comicios de 2012, si tuvieron sus primeros usos intensivos y se provocaron varias sorpresas. Eso tomó mal preparadas a las autoridades electorales que solo supieron reaccionar con multas pero bordeando,  por la utilización de los topes de campaña y por contratos no declarados para el usos de las TICs.

Una investigación que confirma esto, es el trabajo de Rafael Moreno Izquierdo, de la Universidad Complutense de Madrid (España) al que llamó Estrategias electorales en internet: las elecciones presidenciales en México en 2012.

Sobre las dimensiones de su utilización, el investigador deduce –a falta de reportes oficiales específicos– que alrededor del 25 por ciento del gasto de los candidatos presidenciales fue para nuevas tecnologías que incluyeron montaje de sitios web, creación de muros en redes, incluidos contratos de envío masivos de mensajes vía telefónica, correos masivos y en plataformas en redes sociales.

Este porcentaje del 25 por ciento podría ser el indicador del gasto que destinarían los candidatos en 2015 para sus campañas electorales y, si no saben intuyen que en Internet hay ahora grandes posibilidades para ya no hacer las campañas tradicionales para la promoción de sus imágenes y plataformas electorales.

Esa potencialidad la confirma, en el mismo trabajo de Moreno Izquierdo, el doctor Octavio Islas, entonces investigador en el TEC de Monterrey:  “Muchos investigadores suponíamos que la influencia de Internet en el ámbito electoral iba a ser relativa, pero salimos a preguntar a los ciudadanos y descubrimos lo contrario. La gente manifestó que sí influyó en la definición de su voto”.

¿Cuál es la población ciudadana a la que podrían llegar los medios de prensa digitales?

De las elecciones federales de 2012 a las intermedias de 2015, se sumaron casi 20 millones más como usuarios de Internet en México. De ahí se induce parte de la hipótesis que este año será más determinante el uso de las TICs y que podría crecer, como el más nuevo factor, el periodismo digital.

Hace 3 años, de acuerdo al mismo estudio de la Universidad complutense, se registraron en México 32 millones de usuarios de internet y seis millones de hogares contaban con acceso a internet (menos de tres de cada 10 hogares), pero seis de cada diez usuarios de internet aseguraban utilizar las redes sociales y la más utilizada era Facebook, seguido de Twitter y YouTube, en ese orden.

A fines de 2014, varios medios difundieron el informe de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) indicativo de que el número de usuarios de internet en México ya era de 51.2 millones de personas.

Los dispositivos empleados fueron las PC (computadoras de escritorio) y Laptop (59 y 57%, respectivamente), smartphones (49%), teléfonos celulares (27%), tabletas (20%) y otros dispositivos móviles como el iPod.

La actividad principal se ha ido invirtiendo en los internautas: videojuegos (25%), uso de redes sociales (40%), búsqueda de información (64%) y correo electrónico (71%).

Entonces, el público potencialmente más seguro para hacerle llegar propaganda electoral en internet sería de alrededor de 33 millones de personas (64% de los internautas), que navegan buscando información en Internet, o al menos las 23 millones (40%) que interactúan en redes sociales.

Por todo, este reportero no tiene duda alguna de que los usos de Internet tendrán un mayor impacto en este proceso electoral.

Esto mismo prefigura el mejor escenario para desarrollar el periodismo digital. Quienes navegan en la web y le dan distintos usos, son capaces de distinguir la propaganda y optar por buscar noticias duras, bien presentadas y confirmadas. Y eso solo lo pueden ofrecer los periodistas profesionales.

La mejor prueba de que se consolidan los profesionales está en la investigación que presentó en su número de enero la revista Zócalo, sobre los 15 medios digitales con más seguidores interactivos. En orden descendente son: Aristegui Noticias, Proceso, La jornada, El Universal, Sin Embargo, CNN México, Noticias MVS, Azteca Noticias, 24 horas, Noticieros Televisa, Milenio, López Dóriga Digital, SDP Noticias, Animal Político y Sopitas.

Por todo, es lógica la preocupación de muchas y muchos colegas, de cómo aprovechar ese nuevo escenario favorable para el periodismo digital. Son miles de periodistas que se han mudado a la Web y podrían aprovechar el proceso electoral para obtener ingresos (que les hacen buena falta), consolidar sus medios recién instalados y, de paso, reivindicar al periodismo frente a los excesos que se cometen en la circulación de la información en la web.

Yo comparto esa preocupación y más porque también temo que la mayoría de periodistas digitales, al igual que candidatos, partidos y autoridades, tampoco estemos suficientemente preparados para la presencia de la prensa digital electoralmente y hacer que se convierta, en el nuevo factor para estos procesos. Por ejemplo ¿qué cantidad de nosotros estamos capacitados sobre los derechos, obligaciones y perspectivas de los medios digitales en México frente a las elecciones? Aportaré mi granito de arena en la siguiente Mirada de Reportero.

Comentarios

comentarios

3 Comentarios

  1. No se puede afirmar que existe una ausencia de regulación de la propaganda electoral en Internet, toda vez que este tipo propaganda se rige por las reglas generales de la propaganda, es decir, debe respetar la ley y la constitución.
    Existen un gran número de precedentes del Tribunal Electoral y el INE en relación a infracciones cometidas por a través de Internet, así como acciones que se han realizado para inhibir conductas.
    Lo anterior, sin desconocer la complejidad que se da en estos casos, que escapa a una ausencia de regulación electoral, sino en muchos ámbitos del derecho.

  2. Buena tarde.

    Me parece una nota interesante, sin embargo, no comparto algunas afirmaciones y quisiera aclarar algunos datos:

    No se puede afirmar que existe una total ausencia de regulación de la PROPAGANDA ELECTORAL en Internet, toda vez que este tipo propaganda se rige por las reglas generales, es decir, debe respetar la ley y la constitución.

    Existen un gran número de precedentes del Tribunal Electoral y el INE (antes IFE, que van desde el año 2004 a la fecha, en relación a infracciones cometidas a través de Internet, así como acciones que se han realizado para inhibir conductas por parte de dichas autoridades.

    Lo anterior, sin desconocer la complejidad que se da en estos casos, que no es propiamente por una ausencia de regulación en la materia electoral, sino que es a nivel mundial y abarca cualquier ámbito o rama del derecho.

Dejar respuesta