*¿El regreso de La Chole?

0
74

colAlberto Witvrun.-Regidora durante la gestión del extinto José Antonio Tellería Beltrán en el ayuntamiento capitalino Marisol Vargas Barcena encontró el apoyo de varios personajes del Partido Acción Nacional (PAN) para convertirse en la primera presidenta del Comité Directivo Estatal en Hidalgo que durante décadas fue delegación la que creció bajo la dirección del poblano Miguel Ángel Labastida Carballeda y se le vio como una nueva generación que podía consolidar a este instituto político expectativa que no se cumplió.

Los proyectos partidistas que movieron a Tellería Beltrán su impulsor no se cumplieron porque esta expresión pronto se convirtió en pandilla con intereses personales que desvió objetivos y llevo beneficios a unos cuantos mientras el PAN empezó un declive electoral que aún hoy sigue sufriendo los efectos de tres malas gestiones que sólo dividieron a su militancia más cuando se inició la cacería de brujas en contra de sus opositores.

Marisol Vargas así logró la diputación federal y la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) desde donde trató de ser el grupo hegemónico pero encontró resistencias que le arrebataron el control del partido lo que se niega a aceptar y ahora sin posición de poder establece alianzas para tratar de recuperar lo que perdió en aras de su proyecto personal dirigido a ser candidata al gobierno de Hidalgo en 2016.

En plena desesperación establece un acuerdo con Cornelio García Villarreal que llega a Hidalgo como delegado de la Secretaría de Economía (SE) y se convierte en el operador bajo protección central de Jorge Manzanera que no pudo entregar buenos resultados y contribuyo a la caída vertical del PAN que fue una agencia de empleos en particular durante el sexenio de Felipe Calderón donde lo importante era un cargo en el gobierno federal.

Acuerdo que parece condenado a fracasar porque hay quien l considera una traición de Cornelio García hacia el presidente municipal de Tezontepec de Aldama Azael Hernández que fue quien le abrió un espacio en su asociación civil para que no quedara desamparado políticamente y tuviera tiempo para una recuperación por lo pronto ambos buscan poner obstáculos al avanzado proyecto que encabeza Alejandro Moreno Abud que parece aprendió de los errores de Marisol Vargas, Guillermo Galland y Gonzalo Trejo.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta