En 8 años, 24 casos de trata de personas

0
89

En 8 años, 24 casosDesde 2007 a la fecha los datos estadísticos del Poder Judicial de Hidalgo muestran que se han radicado a jueces de primera instancia 24 asuntos por delito de trata de personas, principalmente, en los distritos judiciales de Pachuca, Tulancingo, Tizayuca y Huejutla.

De los asuntos referidos dos tienen sobreseimiento al no haberse acreditado los elementos constitutivos del tipo penal, por lo que se decretó la inmediata y absoluta libertad de las personas que fueron involucradas en estos procesos.

En los demás asuntos radicados uno tuvo sentencia absolutoria y cinco se dictaron sentencias condenatorias para diez personas, que se les comprobó en el proceso judicial su participación en este delito, los 19 restantes están en  periodos de instrucción, de juicio y apelación de sentencia.

La jueza Janett Montiel Mendoza, adscrita al Segundo Juzgado Penal de Tula,  explicó que se reconocen dos clases de trata de personas: la interna, la cual  se da cuando todo el proceso se lleva a cabo en un sólo país y la internacional, cuando éste implica a uno o varios países, es decir, existe un cruce de fronteras.

Los grupos más vulnerables a este delito son los niños, niñas, mujeres y los migrantes indocumentados. En la actualidad, citó la funcionaría, se estima que esta problemática cobra unas 800 mil víctimas por año en el mundo.

Recalcó que la trata no sólo se refiere a la explotación sexual, sino también se presenta en casos de explotación laboral o de la extirpación de un órgano, tejido o sus componentes de una persona víctima de trata.

La explotación sexual, detalló la jueza, puede ser desde los masajes y bailes eróticos, pornografía, turismo sexual, servicio de chat o llamadas con contenido sexual, servicio de acompañantes.

Los trabajos o servicios forzados se pueden dar también en ámbitos como la construcción, maquila, agricultura o  trabajo doméstico. Así también la  esclavitud o prácticas equivalentes a ésta y la servidumbre.

Los legisladores mexicanos en la construcción de la ley, señaló, han considerado los embarazos forzados, vientres de alquiler, venta o cesión para matrimonios, matrimonios serviles, mendicidad, servidumbre por deuda, servidumbre por gleba (tierra de cultivo) y  niños soldados, dentro de las modalidades de la trata de personas.

Montiel Mendoza dijo  que también se consideran otros tipos de explotación como la extracción de órganos, uso de menores de edad en actividades delictivas, que popularmente los grupos criminales denominan “mulas”.

Respeto a cómo se lleva a cabo este delito y quién lo comete, la jueza precisó,  se puede ser de tres maneras, la primera por una actividad: promover, solicitar, ofrecer, facilitar, conseguir, trasladar, entregar o recibir, para sí o para un tercero, a una persona.

La segunda por un medio: violencia física o moral, engaño o el abuso de poder y la tercera por un propósito: para someter a alguien a explotación sexual, trabajos o servicios forzados, esclavitud o prácticas análogas a la esclavitud, servidumbre, o para la extirpación de un órgano, tejido o sus componentes.

En este sentido, reiteró que cuando el delito de trata de personas se comete en contra de menores de 18 años de edad o de quien no tenga capacidad para comprender el significado del hecho o la capacidad para resistirlo, no se requiere comprobar ninguno de los medios antes señalados.

Por Juan Manuel Pérez

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta