Entristece que el Conapred sea discriminado

0
108

Por curiosidad reporteril este miércoles 23 de noviembre asisití a la entrega de los Reconocimientos por la Igualdad y la No discriminación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). Me apesadumbró.

Tenía tentación para saber detalles de qué tanto había avanzado el Conapred en el alcance de sus propósitos esenciales. No me acercaba allí desde 2010, desde que me retiré como integrante de su consejo consultivo. Pero mejor no hubiera ido y me habría ahorrado otra tristeza por los objetivos no alcanzados, tristeza que raya en la decepción porque se afecta a el país todo, pero especialmente por cómo trata el actual gobierno federal a este importante instrumento de Estado.

Unas 250 personas, como Roberto Campa Cifrian, subsecretario para derechos humanos de la Secretaría de Gobernación y una decena de reporteros escuchamos atentamente los discursos de Alexandra Haas, presidenta del Consejo y yo en especial el mensaje de Mario Luis Fuentes, quien fuera el primer presidente de su Consejo Consultivo. De ellos dos, se alimentó la tristeza.

Entre las perfiles elogiosos a las personas reconocidas, los mensajes de los miembros del Consejo Consultivo que los presentaban y los discursos de agradecimientos se fueron configurando dos aspectos de una misma situación, casi de emergencia para México:  el amago de acciones discriminadoras, racistas y xenófogas contra cientos de miles de mexicanos en Estados Unidos por el efecto Trump y, lo más preocupante; la discriminación en México no cede. “Seguimos siendo un país profundamente discriminador”, machacó Mario Luis Fuentes.

Él mismo Mario Luis se encargó de pedirle a Campa Cifrian, “como subsecretario de gobierno y como amigos” que se muestre la sensibilidad necesaria en el gobierno federal para enfrentar “esta situación preocupante, hoy más que en otros momentos del país.

La marginación de Conapred

Lo que vi, lo que escuché y lo que pude saber un poco después es que el Conapred es menospreciado en muchos sentidos por el gobierno federal y eso explica, en parte lo que Mario Luis evaluó: “los objetivos del Consejo no se han alcanzado, la discriminación sigue y reaparecen actitudes violatorias de derechos de minorías. Desde  2013, cuando naciópn el Conapred, recordó calculamos que tendríamos una nueva instancia del Estado mexicano con una alta participación social que podría perfilar e influir en muchos sentidos para crear polìticas públicas que se cumpliesen. Pero, no resumo yo de la expuesto en la tribuna ese miércoles.

Si es marginado en varios sentidos el Consejo. Por ejemplo, no llegó el Presidente de la República quien gusta mucho de los foros donde se hacen recuentos de avances en varios sentidos y en derechos humanos. Quizá por eso no asistió aquí porque no hay mucho que informar. Por ejemplo tampoco llegó  Miguel Ángel Osorio Chong segundo en rango del gobierno federal y cabeza del sector al que pertenece Conapred. Por eso estaba alló Campa Cifrian, quien quiso o no pudo plangtar un mensaje de compromiso federal, con acciones enérgicas, frente a la situación de casi emergencia nacional que le plantearon.

Si creo que hay una fuerte tendencias de menosprecio al Conapred: Otro ejemplo es el recorte que se al presupuesto 2017 al área de derechos humanos, mayor en lo presupuesatado para políticas transversales contra la discriminación en distintas dependencias de la federacón y todavía mayor a lo que esta vez asignaron al consejo, que según lo aprobado por el Congreso de la Unión será de 1.5 por ciento mayor al del año que termina, mucho menor que el índice de la inflación que será superior al 3.6 por ciento.

Lo que pidió a Campa su amigo Mario Luis Fuentes, a nombre del Consejo Consultivo no fue más presupuesto, sino atención a las contingencias que son inminentes. Fueron cuatro peticiones sencillas de cumplir: que todas las instancias de gobierno apliquen las políticas contra la discriminación y vigulen que se cumplan;  que el gobierno federal utitlice sus recursos de comunicación social para crar una atmosfera de respeto a los derechos que tiene la gente para no ser discriminada, “el Conapred no tiene recursos para ello”; construir un medio ambiente de paz, social y política, necesario en tiempos de crisis, insistió.

Lo que quería

Lo que describió y demandó Mario Luis es en el mismo sentido que desde el mes de abril de este año ha estado planteando su presidenta Alexandra Haas Paciucy a la que tampoco han hecho caso. Por ejemplo ella solicitó a los diputados federales y a los secretarios de Estado que tomaran en cuenta al Conapred para definir las políticas públicas, programas asistenciales y el presupuesto de egresos para 2017. Y no la atendieron.

Por ejemplo, el Conapred tardó casí 5 años para que lo incluyeran en otro nivel y rubro presupuestal, pero especialmente para que le reconocieran su función esencial de ser la instancia del Estado Mexico rectora en políticas públicas transversales para prevenir y erradicar la discriminación en México. Así consta en su compendio en línea denominado “Diagnóstico del Programa Presupuestario para Promover la protección de los derechos humanos y Prevenir la Discriminación, 2014”

La definición constitucional de discriminación dice: “Discriminación: (es) Toda distinción, exclusión, restricción o preferencia que; por acción u omisión, con intención o sin ella; no sea objetiva, racional ni proporcional y tenga por objeto o resultado obstaculizar, impedir, anular o menoscabar el reconocimiento o el ejercicio….” (Ahora añadamos) de acuerdo a su esencia de organismos del Estado como Conapred. O sea el Consejo ha sido discriminado.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta