*EPA, la Iglesia de los pobres

0
109

columnaAlberto Witvrun.-Entre 1971 y 1972 fue constituido el Equipo Pastoral Atlapexco ( EPA) sus promotores Samuel Mora Castillo, Pablo Hernández Clemente y José Barón Larios unos años antes coincidieron en su tarea pastoral en la Huasteca pero también en la visión social de lo que ocurría en esta región mayoritariamente indígena, marginada y pobre controlada por caciques y terratenientes.

Alentada desde el gobierno echeverrista la recuperación de tierras luego de la oposición de ganaderos de San Luis Potosí, Veracruz e Hidalgo al proyecto hidráulicos Pujol – Coy surge de manera natural el movimiento indígena independiente que se sale del control del gobierno que trató de frenarlo mediante la represión que baño de sangre a la región con asesinatos de líderes como Pedro Beltrán y masacres colectivas como la del Chinguiñoso en julio de 1975 y la de Huizotlaco el 14 de mayo de 1977 mientras se militarizaba.

En medio de la agitación social y la incertidumbre que generó en la Iglesia el Concilio Segundo del Vaticano el EPA desarrolló a la par de su tarea evangelizadora un trabajo social por llevar la iglesia a los pobres a lo que también se le llamó Teología de la Liberación, despertando conciencias y apoyando a las comunidades indígenas cuestionando y reprobando la represión y los crímenes solapados e incluso auspiciados desde el gobierno.

José Barón, Pablo Hernández y Samuel Mora aportaron su vida a la transformación de la Huasteca y aunque no se ha superado la pobreza la marginación se redujo en estas cuatro décadas considerablemente de ahí la relevancia del homenaje que Iglesia y comunidades rendirán el 19 de mayo en Atlapexco a los tres religioso a un año del fallecimiento de Samuel Mora y José Barón y a casi dos del de Pablo Hernández.

Clérigos, catequistas pero sobre todo las comunidades se organizan para el homenaje que será presidido por el obispo emérito de Tehuantepec Arturo Lona en aquellos tiempos Vicario de la Diócesis de Huejutla e iniciaron un proceso que puede llevar a las biografías de Pablo, Samuel y José que pueden llevar a conocer la historia no oficial de lo ocurrido en la Huasteca durante las décadas de los 70s y 80s en que reino la represión contra quienes lucharon por recuperar lo suyo.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta