ESCRIBIENDO DERECHO: JUICIO ORAL MERCANTIL

0
362

La finalidad del presente artículo es dar a conocer algunos aspectos sobre el Juicio Oral Mercantil. Como es sabido el 27 de enero del 2011, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma a la legislación mercantil en la que se estableció el título especial denominado “Juicio Oral Mercantil”. En nuestra entidad federativa su aplicación entró en vigor el 01 de julio del 2013.

Bajo este contexto, es importante señalar que el Juicio Oral Mercantil tiene como objetivo que los procedimientos sean más ágiles para las partes, además de ofrecer transparencia a la administración de justicia así como igualdad entre los sujetos procesales.

Partiendo de lo anterior es importante señalar que dicho juicio se rige bajo los principios de oralidad, publicidad, igualdad, inmediación, contradicción, continuidad y concentración; los cuales a continuación se describen:

Oralidad.- Se basa fundamentalmente en el predominio de la palabra hablada sobre la escrita.

Publicidad.- Toda persona puede conocer y presenciar el desarrollo del juicio. Es un derecho de los sujetos procesales. Este principio tiene como finalidad transparentar el proceso, pues la sociedad en general tiene acceso a la justicia y ejerce sobre las actuaciones.

Igualdad.- Identidad de oportunidades a las partes, es decir, debido equilibrio procesal.

Inmediación.-Conocimiento personal del juez durante el desarrollo del juicio, primordialmente en el desahogo de pruebas y alegatos de las partes.

Contradicción.- La oportunidad de debatir sobre las pruebas aportadas por las partes.

Continuidad.- Desarrollo de las audiencias en forma continua sin interrupción, agotándose todos los temas a examinar una vez que se ha dado comienzo.

Concentración.- Significa que todos los actos necesarios para concluir el juicio se realizan en la misma audiencia abreviando el proceso lo más posible.

Atendiendo a los principios antes señalados, el Juicio Oral Mercantil se presenta como una nueva forma de impartir justicia en la que se deja de manera parcial la tramitación tradicional de los juicios. Pero cabe señalar que de inicio, aún de forma escrita es la demanda, la contestación y para el caso que así se requiera la reconvención y la contestación a la misma.

Posteriormente, la tramitación es de forma oral, las excepciones, la depuración de los hechos no controvertidos y de las pruebas; todo ello, con la finalidad de que los hechos que han sido confesados queden fuera de litis y así las pruebas que no sean necesarias para el fondo del asunto no tengan lugar al desahogo, previo acuerdo de las partes. Así también de forma oral será el desahogo de pruebas y el dictado de la sentencia.

Otro aspecto importante es la publicidad, cuya finalidad radica que los procesos sean transparentes para que no se origen otro tipo de situaciones, ya que la sociedad debe tener acceso a una impartición de justicia nítida.

Es importante que exista la igualdad entre la partes, es decir debe existir un equilibrio procesal entre los litigantes, para tener las mismas oportunidades durante el proceso. Es por ello, que el juez debe tener conocimiento personal durante el desarrollo del juicio, principalmente en el desahogo de las pruebas y los alegatos que formulen las partes.

No puede dejarse a un lado el derecho de las partes para debatir en su oportunidad, sobre las pruebas que fueron ofrecidas por éstas; las audiencias que se desarrollen deben ser fluidas, es decir, de forma continua sin interrupciones, agotándose todos los temas a examinar, una vez que se ha dado comienzo a las mismas, con la finalidad de que los juicios sean más ágiles.

Por último, en la audiencia se realizarán todos los actos necesarios para concluir el juicio, abreviando el proceso lo más posible que se pueda. Con todo lo anterior, queda de manifiesto que a través de este nuevo sistema de impartición de justicia, ésta será más ágil, transparente; habrá igualdad de las partes, rompiéndose con la forma tradicional en que se realizaban los juicios, por lo cual, esto será en beneficio de los justiciables.

Lic. Delfino Leopoldo Santos Díaz

Juez Tercero Civil y Familiar de Tulancingo, Hgo.

Cualquier duda, comunícate con nosotros en:

@Habla_Derecho

Hablando Derecho

comunicatsjh@gmail.com

 

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta