Filiberto Hernández ¿nada que temer?

0
47

Alberto Witvrun.-Filiberto Hernández Monzalvo se ha mantenido en el ojo del huracán desde el momento en que perdió el Partido Revolucionario Institucional (PRI) el ayuntamiento de Mineral de la Reforma, que él ganó en los tribunales a Luis Enrique Baños Gómez, porque su sucesor el neo panista Raúl Camacho Baños ha insistido en que lo mandará a prisión al grado de que tuvo que ampararse para de emitir el juez una orden de aprehensión evitar ser detenido por la demanda en su contra debido al no pago de 23 millones de Impuesto Sobre la Renta (ISR) al Sistema de Administración Tributaria (SAT).

A pesar de ello, parece no afectarle al ex alcalde que camina por todos lados y cotidianamente acude a su despacho a atender sus negocios, porque paulatinamente la Auditoria Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) le quita responsabilidades como sucede con la cuenta pública 2014 que ya le fue liberada y se asegura que en unos días más quedará liberada la correspondiente al ejercicio 2015 y quedaría pendiente sólo la 2016, en suma todo indica que la administración de Filiberto Hernández quedará libre de observaciones.

Sobre el no pago del ISR por un monto superior a los 23.5 millones de pesos, el requerimiento del SAT no es contra Hernández Monzalvo sí contra el ayuntamiento y este recurso fue utilizado en parte por el gobierno del priísta, pero la otra quedó en manos del actual, entonces es un tema que deberá resolverse en la mesa de dialogo que tienen los abogados del ayuntamiento y los del ex alcalde, que consideran que la demanda ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJEH) es para “protección”.

Con ello el gobierno de Raúl Camacho se “protege” ante el SAT en tanto se aclara en que se aplicaron esos recursos, tanto por la administración de Filiberto Hernández como la suya, ya que se asegura que en las arcas municipales quedaron alrededor de 12 millones de pesos de esos 23.5 y que demostrado esto, el ayuntamiento tendrá que negociar este adeudo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP), por eso el priísta dice a sus cercanos que no hay nada que temer ¿será?

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta