Gobierno federal negociará con Trump; preparan plan alternativo

0
44

 

La diversificación comercial y política serán la base de la nueva visión de la política exterior de México para los próximos dos años, indicó Enrique Peña Nieto, presidente mexicano, aunque no descuidará el diálogo y negociación con los Estados Unidos, con quien no se enfrentará ni someterá; habrá postura firme.

Ayer a mediodía desde Los Pinos el Ejecutivo federal emitió el posicionamiento en materia de Relaciones Exteriores, donde estuvo acompañado por autoridades gubernamentales, así como líderes empresariales y sindicales, quienes emitieron posturas contundentes como reacción a las declaraciones de Donald Trump respecto a México.

Todos coincidieron en que los próximos meses serán complejos, pero decisivos para México; de ahí la importancia de implementar a la brevedad posible un plan alternativo y paralelo a las negociaciones con los Estados Unidos para enfrentar cualquier escenario que se vislumbre para México en los próximos años.

Aunque existen diversos elementos para negociar donde salgan beneficiados ambos países, esto no bastará para dar certidumbre de desarrollo y prosperidad socio-económica interna como efecto de la política exterior, por ello el Ejecutivo federal no se mostrará agresivo, ni sumiso ante Trump; pero sí abierto al diálogo y la negociación.

Como parte de esta nueva visión se pone en marcha un plan que integra dos prioridades: Fortalecer la presencia de México en el mundo a fin de diversificar vínculos políticos, comerciales, de inversión, turismo y cooperación, y crear una nueva etapa de diálogo y negociación en la relación bilateral con los Estados Unidos.

Más cinco principios: Soberanía nacional (Primero México), Respeto al estado de derecho de ambos países, Visión constructiva y propositiva (para que acuerdos bilaterales sean un ganar-ganar), Integración de Norteamérica (conformar una relación virtuosa entre Canadá, Estados Unidos y México) y Negociación integral (todos los temas se pondrán en la mesa).

Así como 10 objetivos que se centran en la negociación principalmente con los Estados Unidos y que van desde garantizar derechos de migrantes mexicanos en dicho país y en su repatriación, sumar esfuerzos para el desarrollo del hemisferio, asegurar el libre flujo de remesas, tener trabajo coordinado.

A su vez mantener el libre comercio e incluir nuevos sectores como el de las telecomunicaciones y comercio electrónico, privilegiar mejores salarios para eliminar la concepción de que México es mano de obra barata, trabajar para que frontera una y no divida; pero lo más importante, de proteger las inversiones de cualquier país proyectadas en México.

De igual manera se anunció que la estrategia promovida por el Senado de la República Operación Monarca, política proteccionista para migrantes radicados en los Estados Unidos, se reforzará e intensificará su labor de asesoramiento, reintegración social a México y protección para que no se vulneren derechos.

Con esta política única se manda un mensaje de que México está preparado para salir adelante, de encontrar nuevos socios comerciales y políticos; pero conducidos siempre en el respeto consular de las naciones de todos los continentes con quienes ya ha iniciado pláticas y bases de negociación.

Por Nelly Téllez

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta