Insólita convergencia de la prensa mexicana

0
56
Esto le dió un levantón extraordinario a Enrique Peña Nieto. La catapulta es la insólita convergencia de los medios de prensa en rededor de su encuentro con Donald Trump– discurrió este reportero que aun miraba, semi atónito, las cabezas principales de los 14 diarios de la capital mexicana, el jueves 26 de enero:
“Cumplió amenazas”. (Reforma, que acompañó la nota con una gran foto de Trump);
“Condena EPN muro de Trump; evalua si va a EU” (El Universal);
“El muro, bueno para México: Trump; no lo pagaremos: Peña (La Jornada);
“No crremos en muros, no pagaremos: Peña” (Excélsior);
“Reprueba EPN anuncio sobre muro” (El Financiero);
“Hasta hoy, sigue en pie la visita de Peña: Videgaray” (Milenio)
“Peña rechaza el muro y exige respeto a EU” (El Economista);
“Amenaza en concreto” (Reporte Índigo, con ilustración de un muro con el apellido de Trump);
“Peña condena muro de Trump” (CapitalMéxico);
“EPN reclama, Trump matiza y el dolar baja” (24 HORAS);
“Exige y ofrece respeto; no pagaremos nada: Peña Nieto” (El Sol de México);
“México no pagará ningún muro, responde EPN y exige respeto” (La razón);
“¡LO HIZO!” (La prensa, con una foto de Trump a media plana);
“Trump ordena su muro; EPN reprueba decisión” (La Crónica);
“Trabajaremos con México en seguridad y economía” (Impacto, que pone como secundaria: “Piden a Peña aplazar el encuentro”);
“México no cree en muros: Peña” (Ovaciones)
— ¡No había visto este fenómeno en décadas!– repensaba este reportero. Es que los portales de cada una de estas empresas repetían estas noticias y las acompañaban con la que fueron surgiendo después de sus cierres para impresión. Tal convergencia creo uun clima nacional similar, como de autodefensa generalizada ante Trump.
Ese clima lo atizó todavía más a las 8 de la mañana el presidente de Estados Unidos con uno de sus tuits: “Si México no está dispuesto a pagar el muro tan necesario, entonces sería mejor cancelar la próxima reunión” (of jobs and companies lost. If Mexico is unwilling to pay for the badly needed wall, then it would be better to cancel the upcoming meeting).
Y antes de las 11 horas, la oficina de Enrique Peña Nieto respondió por la misma vía, un twitt:
“Enrique Peña Nieto ✔@EPN. Esta mañana hemos informado a la Casa Blanca que no asistiré a la reunión de trabajo programada para el próximo martes con el @POTUS. 10:48 – 26 ene 2017”
Entonces, el clima que la prensa capitalina había fomentado por la mañana se convirtió en atmósfera nacional.
En el sentido general y en la percepción social se percibía un Enrique Peña Nieto enérgico, decidido, dispuesto a consultar a los gobernadores, al senado, a los partidos para lograr la unidad nacional frente al agresivo Donald Trump. El genial Carlos Monsivaís habría agregado: “mas si osare un extraño enemigo….”, con música del himno, para rubricar la atmósfera nacionalista que empujó este día toda la prensa capitalina.
— De veras que, con todo esto, Enrique Peña Nieto verá como se contrarresta su manospreciada gestión, que según las encuestas hasta el 15 de enero andaba como entre el 9 y el 12 por ciento de aceptación nacional, frente a la que tuvo al salir Obama, por arriba del 60 por ciento– se repetía el reportero por la noche de ese jueves. Un día especial de la prensa mexicana y su responsabilidad social en lo alto.
¿Vendrán otros climas así? Mirada de reportero

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta