JUZGAR CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

0
108

Hablar de la perspectiva de género suele asociarse con un asunto de mujeres. Sin embargo, es un concepto mucho más amplio que alude a la necesidad de eliminar aquellas barreras que impiden que tanto hombres como mujeres gocen del mismo trato y tengan acceso a las mismas oportunidades para un desarrollo. Género, se refiere a hombres y mujeres.

No obstante, la desigualdad en trato y acceso a oportunidades es una situación que históricamente afecta más a las mujeres, en razón de su sexo; es decir, por el simple hecho de ser mujeres. Esta circunstancia se encuentra sustentada en diversos estudios que señalan categóricamente que existen en todo el mundo diferencias claras entre hombres y mujeres con relación a oportunidades económicas, empoderamiento político, salud y supervivencia, niveles de educación e igualdad económica.

Ejemplos de esta discrepancia, los encontramos cotidianamente cuando analizamos casos sobre violencia de género, discriminación por edad, estado civil o embarazo para obtener un empleo, un número menor de mujeres con puestos en la toma de decisiones, feminicidios, hostigamiento sexual, prostitución de mujeres y niñas, y  pobreza femenina; por mencionar algunos.

Si bien, hemos tenido avances importantes en cerrar brechas de género, cabe mencionar que actualmente, el Reporte Global de Brecha de Género del Foro Económico Mundial indica que ningún país, de los 136 que son evaluados, ha logrado alcanzar la igualdad de género.

Hecho que para el caso de México y en específico en materia judicial, nos exige a las y los impartidores de justicia, seguir trabajando para obtener dicha igualdad; a través de la protección incondicional de los derechos humanos y del uso de la perspectiva de género.

Para entender a ésta, es importante empezar por conocer las diferencias entre sexo y género. El sexo está determinado por las características biológicas y fisiológicas, divide a las personas en dos grupos: mujeres y hombres. El género se refiere al conjunto de características sociales y culturales asignadas en función del  sexo.

La confusión entre ambos conceptos ha derivado en interpretación y aplicación del derecho, de acuerdo a roles estereotipados, exclusiones jurídicas, distribución inequitativa de recursos y poder; y gravemente, en la legitimidad del establecimiento de los tratos diferenciados en las normas, resoluciones y sentencias; generando sistemáticas violaciones a los derechos humanos.

Una herramienta determinante para revertir la grave desigualdad existente es, sin lugar a duda, la función jurisdiccional. Ya que, aplicar el derecho previsto en los artículos primero y cuarto constitucionales, son acciones imprescindibles para concretar el derecho a la igualdad.

Asimismo debe quedar claro, que juzgar con perspectiva de género no es por el hecho de estar involucrada una mujer. Lo que es determinante: son las situaciones desiguales y asimetría  existentes; es decir, no puede pasarse por alto lo expuesto que está el género femenino, al abuso y a violaciones de sus derechos quienes enfrentan notorias desventajas, por su origen étnico, sexual, pobreza e ignorancia. Desigualdades, que no pueden quedar excluidas en la argumentación jurídica de los juzgadores. Por ello, la perspectiva de género debe aplicarse aun cuando las partes no la hayan invocado.

En este contexto, es para quienes impartimos justicia una obligación constitucional y convencional hacer realidad el derecho a la igualdad. En congruencia con lo que menciona Eduardo Rabossi en su libro Derechos Humanos: El principio de igualdad y la discriminación “…la posición legal de cada individuo no debe depender de haber nacido hombre o mujer”.

Por esta razón, los invito a reflexionar y a consultar las herramientas en materia de perspectiva de género, especialmente el Protocolo para Juzgar con Perspectiva de Género, disponible en el sitio web del Programa Equidad de Género de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. http://www.equidad.scjn.gob.mx/

Lic. Ma. Del Rosario Salinas Chávez

Juez Primero Civil y Familiar de Actopan, Hidalgo.

Cualquier duda, comunícate con nosotros en:

@Habla_Derecho

Hablando Derecho

comunicatsjh@gmail.com

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta