*La discreción de Murillo

0
60

columnaAlberto Witvrun.-El Procurador General de la República Jesús Murillo Karam sortea con habilidad las situaciones complicadas que ha enfrentado en los primeros 70 días que lleva al frente de esta institución la que paulatinamente recupera su institucionalidad y deja utilizarse para judicializar la política, lo que muestra su oficio en su larga trayectoria en la actividad pública que hace más de 4 décadas como oficial mayor del ayuntamiento de Tulancingo.

Bajo el principio de que su objetivo político era llegar a ser un buen ex gobernador de Hidalgo el realmontense se observa como una pieza sólida en el gobierno de Enrique Peña Nieto tras su corto pero sólido paso en la 62 Legislatura federal, que culminó con la colocación de la banda presidencial tras intensas negociaciones que se concretaron en acuerdos que le dieron al país una transición sin mayores asperezas.

Primero fueron sus declaraciones sobre eliminar el arraigo; posteriormente su opinión en el caso de la francesa Florance Cassez, pero donde apreció su estatura como político y servidor público fue en el proceso posterior al siniestro en la torre B2 del complejo administrativo de Pemex donde se dio tiempo para atraer la atención de medios y evitar un desgaste innecesario al presidente y al secretario de Gobernación.

Dos veces diputado federal, dos veces Senador, gobernador de Hidalgo además de acumular la dirigencia estatal del PRI, la secretaría general del CEN del PRI, la oficialía mayor de Reforma Agraria y media docena de cargos partidistas, le han dado solidez, que no le hace inmune a críticas y errores, pero confirma su visión de Estado que le permite hacer aportes al gobierno federal.

Aplica también su tesis de que el mejor jefe de prensa que puede tener un político es el mismo al tiempo que consigue su objetivo de ser un buen ex gobernador de Hidalgo, caminando con discreción e incorporando a su equipo a colaboradores leales e indispensables como quien fuera su secretario de Finanzas Carlos Godínez Téllez, hoy oficial mayor y otros que paulatina y discretamente se suman como parte de su staff.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta