*La sesgada visita de Madero

0
79

Alberto Witvrun.-La visita de Gustavo Madero Muñoz a Hidalgo para solicitar el voto de la militancia para su reelección como presidente nacional del Partido Acción Nacional (PAN) fue aprovechado por una de las pandillas locales para alejar a sus adversarios de quien aseguran ganará la elección interna como parte de una estrategia a mediano plazo para intentar con apoyo central hacer contrapeso al presidente del Comité Directivo Estatal Alejandro Moreno Abud.

El presidente municipal de Tezontepec de Aldama Asael Hernández Cerón a través de la Unión Nacional Ciudadana El Maquío, A. C. (Unci) aliado a su homólogo de Tulancingo Julio César Soto Márquez se apoderaron del evento al que acarrearon alrededor de 200 personas de ambos municipios por recomendación de su operador el ex delegado de la Secretaría de Economía Cornelio García Villarreal.

Porque el objetivo fue presentarle a Gustavo Madero un panorama parcial, sesgado de las condiciones que privan en el paniscolumnamo hidalguense para lo cual luego del evento que cambiaron de última hora del jardín a uno de los pequeños salones del complejo para eventos ubicado al poniente de la ciudad fue llevado a Pachuquilla una comida privada en el restaurante Mary Cristy donde intentaron desacreditar el trabajo de Moreno Abud.

Quien nunca fue por cortesía política invitado ni informado de la actividad proselitista, incluso fueron invitados de último momento y selectivamente algunos medios de comunicación cuyos reporteros solo alcanzaron a entrevistar a Gustavo Madero y a lograr una versión parcial de los conceptos vertidos por el candidato a la presidencia del PAN ante los dos centenares de seguidores.

Lo que refleja que la lucha intestina nacional agudizó la guerra local de pandillas, ante la fortaleza de la corriente de Alejandro Moreno que puede consolidarse con su reelección en septiembre; buscan apoderarse de la relación con Gustavo Madero que todo indica se mantendrá al frente de Acción Nacional para ante la falta de presencia y base  luego de la manipulación del acto de campaña tener su respaldo para atacar a su enemigo y seguir obteniendo posiciones y beneficios sin trabajo partidista.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta