*Lección aprendida

0
46

COLUMNAAlberto Witvrun

En los últimos dos años se desató fuerte competencia por las candidaturas a diputados federales al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que protagonizaron varios jóvenes delegados federales que llevaron incluso a una confrontación con funcionarios estatales que se interpretó como distanciamiento en la cúpula del grupo que ostenta el poder en Hidalgo.

Esto les generó severos cuestionamientos y cuándo se inició el proceso de selección y no alcanzaron el objetivo de ser postulados se les acusó de no haber crecido y de no entender las indicaciones de realizar un trabajo político que les permitiera posicionarse para alcanzar la postulación por dedicarse a confrontar a la autoridad estatal como parte de la tarea encargada.

Claro que influyó la decisión partidista de dejar en manos de las jefaturas estatales el proceso electoral luego de los acontecimientos que afectaron severamente la imagen del gobierno federal y en particular del presidente Enrique Peña Nieto, pero también es cierto que en sondeos y encuestas ninguno garantizaba el triunfo como quienes fueron postulados.

En un ejercicio de despejar dudas y de aprovechar el trabajo que lograron hacer Ernesto Vázquez Baca y Daniel Jiménez Rojo fueron postulados como suplentes en los distritos de Tula y Actopan, paralelamente se realizaron ajustes en las delegaciones federales para darle mayor sentido a la tarea que tienen encomendada.

Conforme se han desarrollado las campañas Vázquez Baca que fuera delegado de Liconsa ha mostrado madurez y ha sido de buena ayuda para Pedro Luis Noble Monterrubio quien sólo tiene buenos comentarios para el joven político y en Tula institucionalmente Daniel Jiménez que tenía a su cargo la CDI trabaja de cerca a Fernando Moctezuma Pereda. En suma todo indica que aprendieron la lección y que la experiencia de una campaña electoral les puede llevar a escalar posiciones en el mediano plazo.

 

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta