Lo que pocos saben del reportero Pepe Reveles

0
46
ENTREVISTA CON JOSE REVELES SOBRE SU LIBRO EL CARTEL INCOMODO, DURANTE LA FIL EN SU EDICION NUMERO 24, QUE TIENE COMO INVITADA A CASTILLA Y LEON. EN EXPO GUADALAJARA.

Por Rogelio Hernández López

Muy pocos le conocen como José Leobardo Reveles Morado. En uno de los hemisferios de la comunicación masiva, o sea el de la información periodística, se le ubica sencillamente como Pepe Reveles.

Muchísimos políticos, militares, policías, defensores de los derechos humanos y sobre todo periodistas sabemos que Pepe Reveles entró a la brega reporteril hace más de medio siglo, siempre investigando y corroborando los datos que solidifican sus trabajos. Por eso uno de sus distintivos es que se confía en en él y en la honestidad de sus piezas periodísticas.

Pero Reveles tiene un aspecto poco sabido. Ha sido, y es, participante activo en la promoción del profesionalismo y defensa de sus pares. Estuvo en la creación o desarollo de entidades para el hacer al periodismo más equilibrado como en Cencos, o para en su organización profesional como en la Unión de Periodistas Democráticos (UPD), o para su capacitación como en la Academia para el Desarrollo Profesional de Periodistas (DESPER) o bien para la protección de su integridad, como en la Casa de los Derechos de Periodistas (CDP).  Y seguramente en otros organismos.

El investigador

Modesto y sencillo –como es para el trato personal– en las muchas entrevistas que le han hecho en los años recientes no se autocalifica: “sólo soy reportero”. No le añade apellidos a su perfil profesional porque tampoco acepta que le agreguen al periodismo adjetivos como de datos, de investigación, social, ciudadano y así. El periodismo es periodismo, bueno o malo, replica siempre.

Por allá en 1996, en el primer diplomado de actualización profesional para periodistas en la Universidad Iberoamericana, Pepe fue uno de los que impartió cátedra. Como coordinador académico lo presenté como el mejor periodista de investigación de México, pero él repeló en automático: “reportero, nada más”, corrigió.

Desde su salida de Proceso, donde fue Jefe de Información, cuando ya los páginas y tiempos en los medios de prensa tendían aceleradamente a la reducción, los grandes reportajes comenzaron a ser menospreciados por la tiranía del espacio, Pepe no se arredró y siguió haciendo sus pesquisas de largo aliento y logró difundirlas; así se convirtió prácticamente en uno de los pioneros en México de publicar en libros sus investigaciones periodísticas.

Por eso ha escrito:

– Una cárcel mexicana en Buenos Aires;

– La Quina / El lado oscuro del poder (en coautoría con Salvador Corro);

– Las manos sucias del PAN;

– Las Historias más negras / narco, impunidad y corrupción;

– El Cártel Incómodo / La hegemonía del Chapo Guzmán;

– Narcoméxico (hecho especialmente para España);

– Levantones, Narcofosas y Falsos Positivos;

– El Affair Cassez / Indignante invención de culpables en México;

– El Chapo: entrega y traición.

Más los que acumule en 2018.

El Curriculum Vitae de Reveles abarcaría 20 páginas, o más, si lo presentara como los académicos que enlistan cada lectura, clase, conferencia, acción o producto trascendente. Para la lista de asociados de la CDP , él hizo una ficha de presentación apenas en media cuartilla

“Nació en el Distrito Federal en 1944. Ejerce el periodismo desde hace casi 50 años. Es decir, más de dos tercios de su vida los ha dedicado a esta profesión.

Egresado de la Escuela de Periodismo “Carlos Septién García”, colaboró en los diarios La Prensa, Novedades y Excélsior; en las revistas Proceso, Contralínea, Zócalo, Este País, Variopinto; estaciones de radio (XEW, Enfoque) y de televisión (Detrás de la Noticia, en Televisa;  Capital 21 del D.F.).

Salió de “Excélsior” en 1976, al lado de Julio Scherer y más de 200 cooperativistas que fueron víctimas de un golpe de Estado que se orquestó desde el gobierno de Luis Echeverría, para fundar ese mismo año la revista Proceso, de la cual fue jefe de información durante los primeros ocho años.

De 1995 a 2012 colaboró en El Financiero, escribiendo reportajes especiales sobre derechos humanos y temas sociales. Seguridad Pública, Seguridad Nacional, militarismo, sistema carcelario, delincuencia organizada, secuestros, corrupción, violencia contra periodistas, armamentismo, narcotráfico, son algunos de los temas en que se ha debido especializar en estos tiempos de crisis en el país. En los años noventa fundó y dirigió las revistas Filo Rojo (la frontera entre lo política y la nota roja) y De Par en Par (puertas abiertas a la sociedad civil).

Premio Nacional de Periodismo en 2001. En misión periodística ha recorrido cada uno de los estados del territorio mexicano y visitado más de 30 países en tres continentes. Ha impartido cursos y conferencias en universidades de varios estados de la República”.

Fue todo lo que dijo de sí. Entonces coordinaba la Cátedra Miguel Ángel Granados Chapa de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Cuajimalpa, era Editor central de la Revista Mexicana de la Comunicación y colaborador de noticieros de radio.

Hace unos días inquirí a otro reportero esencial, Raymundo Riva Palacio, sobre la opinión que tiene de Pepe Reveles. Y sintetizó rápidamente más o menos así: es el periodista que más conoce y tiene el mejor pulso de los temas de seguridad, justicia, derechos humanos. Yo le añadiría lo que poca gente sabe: Es uno de los siempre activos por la mejoría y defensa de sus pares.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta