Marcha de silencio para pedir seguridad y justicia

0
36

Tlaxcoapan.- La tarde de ayer, previo a la entrega de la glosa del primer informe de gobierno del alcalde Jovani Miguel León Cruz, más de 300 pobladores de diversas localidades de la demarcación se manifestaron de manera silenciosa en demanda de seguridad y justicia por la reciente ola de violencia que se ha vivido en la localidad.

Los inconformes, que en todo momento se mantuvieron ordenados y guardaron la compostura, reclamaron que el Ejecutivo local nunca los ha apoyado en materia de seguridad y que la misma dirección de Seguridad Pública está infiltrada por la delincuencia dedicada al robo de hidrocarburos.

Reprocharon al edil su actuación omisa en el reciente caso de secuestro y asesinato del jovencito Brayan Hernández, de tan sólo 16 años y recriminaron la falta de apoyo gubernamental para la localización de D.M.H.L., habitante de la cabecera municipal de quien no se sabe desde hace 13 días.

Los tlaxcoapenses dijeron que el edil nunca tiene respuestas y que siempre se burla de ellos, y quiere que otros resuelvan los conflictos sociales, pero que él ni siquiera vive en el municipio.

Previamente los pobladores dijeron que la movilización no era de ninguna manera de corte político y que tampoco pretendía desestabilizar, porque lo que se quiere es paz social, “si protestamos es nada más porque ya basta, estamos hartos, queremos tranquilidad… esta es la realidad de Tlaxcoapan”.

La marcha del silencio por la paz se congregó en el antiguo centro de salud y recorrió la avenida Reforma hasta llegar a Hidalgo y posteriormente a la presidencia municipal, donde en ese momento se realizaba la entrega de la glosa; esperaron cierto tiempo, pero después irrumpieron al palacio de gobierno en busca del mandatario local.

Por lo reducido del espacio y la presencia de elementos de seguridad pública así como de funcionarios de la alcaldía en general, hubo un conato de enfrentamiento y gritos ensordecedores de fuera, fuera, fuera y renuncia Jovani.

Minutos después los ánimos se apaciguaron y los pobladores desalojaron la alcaldía, pero no se retiraron sino que esperaron al presidente en la planta baja del edificio, donde hasta el cierre de esta edición dialogaban con el alcalde y exponían lo grave de la inseguridad que se vive en el municipio.

Brevemente consultado en torno a la protesta, León Cruz se limitó a decir que se trataba de un asunto político y que la seguridad marcha bien en Tlaxcoapan.

Por Miguel Á. Martínez

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta