Médicos rurales deben canalizar a pacientes con trastornos mentales

0
26

Médicos rurales debenMaría del Carmen Rocío Tello Zamorano, diputada local, refirió que a fin de evitar el incremento de pacientes que presenten trastornos en su salud mental es necesario que médicos de zonas rurales o que estén ubicados en algún centro médico lejano se capaciten para canalizar a las personas oportunamente; conmina a eliminar la idea errónea de que acudir a un psicólogo significa locura.

“Nos estamos convirtiendo, en general, en una sociedad con altos riesgos de tener algún padecimiento mental en algún momento de nuestras vidas, y aunque actualmente el volumen de pacientes pertenecen a las grandes urbes, no podemos descartar la existencia de casos en la Sierra o en la Huasteca hidalguense” sentenció.

Al preguntarle si la entidad hidalguense cuenta con alguna clínica de salud mental pública para atender los diversos trastornos mentales, refirió que sí, aunque lamentablemente es hoy en día insuficiente, dada la gran cantidad de pacientes que llegan.

La legisladora priista integrante de la LXII Legislatura de Hidalgo explicó que actualmente el estado de Hidalgo cuenta con el Hospital Psiquiátrico Mental “Villa Ocaranza” que cuenta con el Modelo Miguel Hidalgo de Atención en Salud Mental, el cual es sistema único integral de atención que compite a nivel mundial.

“Hace poco más de dos sexenios atrás se trabajó para erradicar el trabajo y trato inhumano que se les daba a los pacientes, a quienes se les abandonaba y no se les daba un diagnóstico para un tratamiento adecuado, por lo que se buscó crear un modelo de atención específico que tuviera como prioridad la dignidad del paciente” dijo.

De esta manera se crea todo un esquema de trabajo para un trato integral, completo; pero sobretodo digno para el paciente con alguna alteración mental (desde el cuadro clínico más ligero hasta el más severo), donde además del servicio la infraestructura da armonía y completa el objetivo.

Que es el de mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedad mental, favoreciendo con ello su reinserción a los núcleos social y familiar, eliminando con ello el aislamiento hospitalario mediante  la enseñanza al paciente de cómo ser independiente y sobrevivir con la enfermedad con el uso de medicamentos.

Aunado a este escenario, Tello Zamorano describió por qué no es viable crear centros de esta índole en dichas regiones de Hidalgo (porque quien presenta mayores alteraciones mentales son personas de zonas urbanas, no rurales), de modo que para contrarrestar esta “falta” de servicio y atención se deben crear alternativas de acción.

Destaca: capacitar al personal médico de las zonas rurales o de centros clínicos fuera de las zonas urbanas para que sepan diagnosticar y canalizar al hospital psiquiátrico, en 2do lugar, informar a la población para que no se automedique, pues encubren cuadros clínicos, así como eliminar la idea negativa de que acudir con un psicólogo o psiquiatra es porque están “locos”.
Por Nelly Téllez

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta