Medios públicos mendigos

0
68

En charlas de periodistas saltó la ilusión de que en 2015 disminuiría un poco el dominio de las grandes cadenas privadas de televisión y de radio en el mercado de la publicidad, porque los medios públicos y sociales comenzarían a competirles en 2015, gracias a la reforma constitucional y la promulgación de nuevas leyes de radiodifusión.. ¡Oh, qué ignaros somos!

Con esa alucinación acudimos a un foro especial sobre Medios Públicos en el Senado de la República el 26 de noviembre y entonces supimos que los medios sociales todavía no significan competencia preocupante en el mercado de la publicidad, y que los medios públicos no sólo seguirán impedidos para tener ingresos por publicidad o la venta de servicios, sino que deberán operar con menos recursos que el año pasado, porque su presupuesto para el año entrante será menor. Prácticamente han tenido que mendigar, en palabras del Senador Javier Corral Jurado.

Así, los grandes corporativos continuarán llevándose las mayores tajadas del llamado pastel publicitario para 2015, año de elecciones federal y otras concurrentes en los estados, con un monto que seguramente será mayor a los 72 mil millones de pesos, según la agencia Marketingdirecto.com (en 2014 rebasará los 5 mil 150 millones de dólares). Y los medios públicos, casi nada o nada.

LOS MEDIOS PUBLICOS

Para quien no lo sepa, los llamados medios públicos en México son unas 450 estaciones de radio y canales de televisión, de acuerdo con un informe de 2011 elaborado por Rodrigo Gómez y Gabriel Sosa-Plata para Open Society. Estos medios están en manos de una amplia gama de entidades, tales como el gobierno federal, los gobiernos estatales, instituciones y las universidades públicas y privadas.

El Instituto Mexicano de la Radio (IMER) coordina 18 emisoras y otras repetidoras. El número mayor de medios públicos, unas 56 estaciones de radio y televisión de servicio público, se agrupan en una red administrada por el todavía llamado Organismo Promotor de Medios Audiovisuales (OPMA), que en 2012, buscó ampliar su cobertura a las 16 ciudades más grandes y pretende que sean 26 para 2015.

Los dos mayores canales de servicio público son Canal Once del IPN y Canal 22 de la SEP. Destacan TV UNAM, el Canal del Congreso, el Canal Judicial y en radio, aparte del IMER y las estaciones del OPMA, Radio Educación.

Del total de emisoras de radio en el país, aproximadamente 1,053 estaciones, la mayoría son usufructuadas por empresas privadas concentradoras. Y en Televisión, las señales de mayor cobertura están en manos de Televisa y TV Azteca

El gobierno federal y los gobiernos estatales no cuentan con medios informativos impresos, salvo  propagandísticos y eventuales, con excepción de algunas revistas especializadas de centros educativos. En contraste, los impresos privados, en 2014, de acuerdo a la Secretaría de Gobernación son 1,225 (579 diarios y 646 revistas impresas).

RECURSOS A LA BAJA

Otra certeza que circuló también entre los expertos que acudieron al foro fue que “La ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (antes OPMA), establece limitantes para que los medios públicos reciban patrocinios. Por ejemplo, no pueden transmitir anuncios comerciales y no pueden utilizar slogan de las firmas, solo logos, nombres o razón social”. O sea, todos los medios públicos son dependientes del presupuesto oficial.

En todo ese contexto fue que me entristecieron  los datos que ofreció el Senador Corral Jurado durante el foro ante más de un centenar de directivos de medios, académicos, periodistas y observadores. Aseveró:

“El IMER registró una baja en su presupuesto para el año próximo de 291.2 millones de pesos a 182.7 millones;

“Radio Educación pasará de 92.3 millones a 85.2 millones de pesos;

“Los canales de televisión 11 y 22 permanecerán con un monto igual al de este año;

“Al nuevo Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano Antes OPMA se le destinará el mismo monto de operación que al órgano que le antecedió;

Canal Once y Canal 22 seguirán con la misma tendencia anterior, disminución anual paulatina desde 2008 cuando tuvieron 532.4  millones y 224.2  millones respectivamente

Y en el congreso de la Unión, el mandarinato que lo controla, ni a su propio canal le concede apoyo”;

“Los medios públicos tienen que mendigar”.

Entonces —derivo yo— el mercado de la Publicidad seguirá siendo territorio de privilegios para los grandes corporativos privados. Con datos del estudio Valor del Mercado de Mediosde  la Asociación de Agencias de Medios (AAM), se estima que el gasto publicitario total en México (de los sectores público y privado) para 2013 fue de unos 72 mil millones de pesos. Y el monto total para 2015, año electoral seguramente será superior.

Javier Corral y el Senador Alejandro Encinas relataron los esfuerzos que hicieron para que la reforma constitucional tuviera leyes secundarias acordes pero “se fueron para otro lado… La realidad se impuso. Se le dieron otra vez privilegios, canonjías a la televisión privada… El legislativo dejó pasar una oportunidad histórica”.

Lo de fondo, que nos debe interesar más directamente a los periodistas, es que nuestra obligación de informar profesionalmente también seguirá limitada, por un régimen de medios que dominan la propiedad, que dominan la publicidad, que también dominan las agendas de la información de interés público, a veces aliados con los gobernantes y otras en su contra hasta obligarlos a que atiendas sus intereses.

Todo eso ya lo sabíamos, pero por un momento, algunos ilusionamos que podría comenzar a cambiar.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta