Necesaria alianza PRD-Morena para apoyar a AMLO: Tere Samperio

 

Alianza entre el PRD y Morena se vuelve una necesidad para 2018, si no se encuentra un mejor perfil presidenciable que Andrés Manuel López Obrador, indicó María Teresa Samperio León, fundadora del Sol Azteca en Hidalgo; pero no renunciará a las filas perredistas pues aún hay trabajo por hacer.

La lideresa moral del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Hidalgo declaró que en estos momentos no hay ningún perfil de izquierda que tenga liderazgo, trabajo probado y autoridad moral para contender por este cargo, y así para todas las candidaturas de 2018.

No obstante aclaró que la alianza debe ser para apoyar a AMLO y no a Morena como tal, porque son dos entes individuales, pues mientras que uno tiene trabajo político y peso en su trayectoria, el otro es una composición de cuadros, algunos de ellos de dudosa reputación y otros son personas honorables.

Samperio León subrayó categóricamente que su simpatía con AMLO es porque lo conoce y sabe de su labor política; más no porque los estatutos morenistas le coqueteen para renunciar al PRD, afirmó que esta situación no hace más que refrendar su compromiso por el Sol Azteca y a no declinar del proyecto que ayudó a formar.

Explicó que la crisis que vive hoy en día el partido no se puede ocultar y mucho menos minimizar, cuando lo único que han hecho las dirigencias es permitir y abonar a que los errores se acumulen, lo que ha traído consecuencias graves, siendo las renuncias de grandes liderazgos y actores el golpe más duro.

Sin dejar de lado que la dirigencia lo único que está demostrando es la gran incapacidad para liderar una gran institución política que dé rumbo en cascada y permee en todos los niveles, nacional, estatal y municipal, con todo y la disminución de roces entre las corrientes internas.

Por si fuera poco, subrayó que con el paso del tiempo se fueron diluyendo tristemente los ideales con los que nació el PRD, se perdió el espíritu de lucha y de ser un partido en movimiento que salía a reclamar al gobierno, también se desvaneció la idea de apoyar al pueblo y velar por sus necesidades.

Con gran tristeza afirmó que el PRD de hoy no es el mismo de hace 28 años, que en estos momentos en lo que se ha convertido es en un partido electorero y un fraude para el electorado porque ya no son la esperanza de los ciudadanos ante tantas malas decisiones; pero que hay tiempo para retomar el rumbo.

Por Nelly Téllez

Comentarios

comentarios