*Ople, más caro el caldo que las albóndigas

0
21

columnaAlberto Witvrun.-La reforma electoral de origen panista que el gobierno federal aceptó a cambio de las estructurales refleja en Hidalgo inoperatividad, incluso su objetivos de reducir costos en las elecciones es falacia; además a las sospechas en la selección de consejeros del Organismo Público Local Electoral (Ople) se suma despido injustificado de personal, incremento salarial a consejeros y excesivo presupuesto solicitado al gobierno estatal.

El Consejo General solicitó 531 millones 859 mil 290 pesos cuando en 2010 en que se eligió gobernador y diputados el presupuesto del entonces Instituto Estatal Electoral (IEE)  fue de 217 millones  975 mil 232 pesos y si bien esta vez se elegirán también 84 ayuntamientos  se está solicitando más del doble de recursos.

Hay que agregar los 40 millones de pesos que destinará el Instituto Nacional Electoral (INE) para capacitación y  salarios de consejeros distritales, municipales y actualización del listado nominal del Padrón Electoral; es decir si el gobierno estatal aceptarán otorgar los 531 millones el costo de la elección se elevaría a más de 570 millones de pesos.

El presupuesto solicitado es desproporcionado estimando que en las elecciones de Sonora también empatadas su Ople ejerció 414 millones 850 mil 848 pesos con listado nominal de millón 978 mil 457 ciudadanos similar al de Hidalgo de millón 976 mil 997 empadronados, presupuesto menor en 117 millones de pesos al exigido por el Ople Hidalgo.

Pero más allá del dinero, lo que pone en duda la capacidad para conducir el proceso electoral del nuevo organismo que aquí conserva el nombre de IEE es que la veintena de despidos debilita áreas estratégicas que afectan la operatividad de la estructura además de que el Ople enfrentará al mismo tiempo que el proceso electoral demandas laborales individuales y colectivas.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta