*PAN, temen madruguete poblano

0
60

columnaAlberto Witvrun.-La campaña emprendida por el poli partidista tulancinguense Francisco Xavier Berganza Escorza para promover candidaturas independientes en las elecciones del 5 de junio de 2016 tiene varias lecturas, una es crear estructura en favor del gobernador poblano Rafael Moreno Valle por si Acción Nacional (PAN) no lo postula a la presidencia de la República registrarse como independiente.

En amplio sector del panismo hidalguense le dan otra: temen sea un garlito para darle a quien fuera su candidato a gobernador en 1999 la etiqueta de ciudadano para empujarlo nuevamente como abanderado al gobierno de Hidalgo ante la flaca caballada que tienen, lo que además quebraría cualquier posibilidad de coalición con los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC).

Berganza Escorza pasó del Revolucionario Institucional (PRI) al PAN para ganar una diputación federal, luego sospechosamente peleó la candidatura panista a gobernador que impidió la formación del primer bloque opositor en 1999 que propuso el periodista y candidato del PRD y del Partido del Trabajo (PT), Miguel Ángel Granados Chapa, ya en el 2000 apoyó la candidatura presidencial del priista Francisco Labastida Ochoa.

En 2006 apareció en Convergencia y llegó al Senado por la coalición opositora que postuló a Andrés Manuel López Obrador y tras desaparecer de la escena política hidalguense, reapareció como asesor del gobernador de Puebla donde fracasó en ser secretario de Obras Públicas, reaparece en Hidalgo promoviendo las candidaturas y cuestionando a los partidos políticos.

Y debido a las alianzas que Moreno Valle tiene en el Comité Ejecutivo Nacional panista, hay quien sostiene que la carencia de ética política que ha observado Francisco Xavier le permitiría “pelear” la candidatura apoyado por Rafael Moreno Valle en calidad de avanzada a sus aspiraciones presidenciales y como pago por no poder hacerlo secretario en su gabinete.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta