En peligro de cancelarse revestimiento de río Tula

0
32

De no concluirse en mayo, se regresarán miles de millones a la federación, advierte Conagua.

 Tula.- Funcionarios de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) advirtieron que la inversión de miles de millones de pesos para revestimiento del río Tula está en riesgo pues no avanzan los trabajos por la resistencia ciudadana a lo que consideran devastación del ecosistema del afluente y a recibir más aguas negras del Valle de México a través del Emisor Oriente (TEO).

En reunión informativa, admitieron que si los tulenses no permiten el avance de la obra de manera integral antes del 31 de mayo, los recursos destinados para el revestimiento, ampliación y rectificación tendrían que regresarse a las arcas de la federación.

A manera de advertencia, en reciente reunión con grupos ambientalistas en defensa del entorno natural del río, dijeron que están por cumplirse los plazos fatales para la ejecución completa de la obra, y que si no se logra convencer al grueso de la población antes de que finalice el mes de mayo el proyecto estaría en peligro de no llevarse a cabo.

Ante representantes del gobierno del estado, de la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat) y de la Procuraduría Federal para la Protección al Ambiente (Profepa) mencionaron que la Conagua trata de convencer a la gente de que las labores del cuerpo de aguas serán para beneficio de la ciudadanía y que de ninguna manera vienen para causar perjuicios como acusan los grupos ecologistas.

Expresaron que si la Comisión Nacional y las autoridades de los distintos niveles supieran que el revestimiento sería perjudicial para la gente, no insistirían en realizarlo, y pidieron un voto de confianza para permitir la conclusión del proyecto.

Ante este escenario, los ambientalistas siguieron en la postura de rechazo a la obra, que hasta ahora arroja como saldo la tala de miles de árboles asentados antiguamente en la ribera del afluente, así como la destrucción de bordos naturales del río y el desplazamiento de flora y fauna de las orillas del río.

Sostuvieron que no quieren más devastación y que rechazan que se envíen más aguas negras a la antigua ciudad de los atlantes, dado que se traducirían en mayor número de enfermedades, “sobre todo cancerígenas”.

Paralelo al rechazo, otros grupos ciudadanos, participaron en la reunión para mostrar su apoyo a los trabajos del río, pues dijeron que ellos se avecindan en las zonas bajas de la capital tolteca, en colonias como San Lorenzo, el Carmen, 16 de Enero y La Malinche, donde año con año se sufren inundaciones durante el temporal de lluvia.

Opinaron que las labores que se ejecutan desde hace más de un año en el cuerpo de aguas residuales ayudarán a prevenir anegaciones, sin saber que al llegar mayor flujo de agua se correrá más peligro.

Por Miguel Á. Martínez

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta