Periodistas. 28 medidas para evitar (algunos) espías

0
62

Por Rogelio Hernández López

Pregunta para periodistas noveles que informan:

¿Es noticia que haya espionaje en México?

Claro que no.

El tema y la práctica son tan viejos como la existencia del Estado.

Aquí, muchos de los reporteros fogueados y  veteranísismos (para no decir viejos como este reportero) desde los años 60 del siglo pasado hasta aprendimos a movernos evadiendo a los “orejas” y los “pajaros en el alambre”.

Entonces ¿por qué el tema creo una burbuja noticiosa que se extenderá por dos o más semanas?

Es que, eso que afloró el 19 de junio, con la denuncia del uso de un malware espía llamado Pegasus si fue noticia, no porque fuese novedad que en México se espía, sino porque se documentó a una empresa que alquila y vende el programa cibernético (NSO Group) y que sus compradores son de inteligencia gubernamental (Defensa, PGR Y CISEN), que entre los espiados están dos periodistas de alto perfil: Carmen y Carlos Loret y además que seguramente han espiado a otros personajes políticos, empresariales, líderes sociales.

Ya es industria.

Lo que si hay que seguir es eso otro que se mostró en las entretelas de la información de este espionaje: nombres de otras empresas, de otros compradores y otros “ventaneados”.

Por ejemplo en el verano de 2015 ocurrrió otra revelación con mayores dimensiones.

El portal Eje Central documentó entonces una operación de vigilancia (espionaje) a 729 a empresarios, cantantes, presuntos narcotraficantes y particulares. En sus datos salieron los nombres de los programas identificados (DaVinci, Galileo, IBIS o Data Suite) y de algunas de las empresas israelíes, italiana, británicas, estadunidenses y mexicanas que operan trasnacionalmente( Hacking Team, Epel, KBH, BSD…

En la primavera de 2015 otra burbuja informativa dió cuenta de espionajes a Claudia Pavlovich, a Purificación Carpinteyro, a los altos dirigentes de la empresa multinacional OHL, a Lorenzo Córdova, Ricardo Monreal, Carlos Navarrete, a candidatos a diputados locales y federales en los estados.

La revista Nexos (mayo 2015) difundió un texto de Esteban Iliades quien mosttró que “tradicionalmente había tres o cuatro empresas. Kroll, Control Risk, Pinkerton, (pero) derivado de las tecnologías muchas consultorías tradicionales están abriendo áreas que se dedican a brindar este tipo de servicios.”. Empresas que en México y otros países han seguido apareciendo y creciendo.

Antes se había mostrado evidencias del espionaje al panista Luis Alberto Villareal; a Kamel Nacif y a Mario Marín el “gober precioso”; a Emilio Gamboa, a Luis Téllez, a Josefina Vázquez Mota, a Genaro García Luna, a Andrés Granier.

 Y más lejanos, pero igual de recordables a Elba Esther Gordillo con Roberto Madrazo; de José Córdova Montoya con Marcela Bodenstedt; de René Bejarano con sus ligas; de Gustavo Ponce y su apuesta en Las Vegas; del Niño Verde en Cancún….

Uno de las practicas de espionaje  y ataques cibernético, muy preocupante, es contra industrias. El articulista Hugo González en Milenio diario escribió: “Según el último reporte de Norton, México es el tercer lugar global respecto al porcentaje de empresas afectadas por ataques cibernéticos. Estos ataques en México aumentaron 40 por ciento en 2014 y ha seguido creciendo.

28 medidas para periodistas

En la última burbuja noticiosa sobre el tema del espionaje interno, en la que hubo todo tipo de datos y comentarios, fue muy rescatable un prontuario que extendió a las y los periodistas el reportero multimedia, Andrés Solís Álvarez, especializado en protección a periodistas. Enumeró 28 medidas para evadir algunas formas de espionaje en instrumentos digitales, o como decíamos antes “los pajaros en el alambre”.

No todas y todos los colegas tienen que sentir preocupación. Siguen a los de alto perfil o los que trabajan con información o temas muy sensibles y estos tienen que tomar otras medidas de autoprotección para seguimientos en persona, vigilancia en centros de trabajo o habitación, acoso a familiares o amigos. El espionaje digital es una de las formas. Y para eso son estas recomendaciones:

Seguridad Física de nuestros dispositivos

  • Tener siempre contraseñas de arranque y desbloqueo de nuestros dispositivos. Nunca usar las mismas contraseñas para los distintos equipos.
  • Nunca perder de vista nuestras computadoras, tabletas, teléfonos, discos duros externos, memorias de almacenamiento.
  • Evitar guardar información sensible en el disco duro de la computadora, para que en caso de robo y/o extravío no perdamos nuestra información.
  • No utilizar un sólo Disco Duro Externo para almacenar información. Use uno para asuntos personales y los que sean necesarios para la labor profesional, pero nunca los lleve consigo todos a la vez.
  • Nunca use dispositivos ni equipos públicos a menos que sea absolutamente necesario y sólo para lo que requiere.
  • No conecte sus memorias y discos duros externos en equipos públicos o ajenos. Es probable que tengan software malicioso que duplique la información de sus dispositivos.

Seguridad al navegar por Internet

  • Use modos de navegación segura (https) o elija navegar en Modo Incógnito.
  • Preferentemente utilice navegadores de difícil rastreo como TOR y sistemas de Chat seguros como ADIUM.
  • Nunca guarde contraseñas en computadoras que no sean de su propiedad.
  • Utilice varias cuentas de corre electrónico para sus actividades personales y profesionales.
  • Nunca utilice las mismas contraseñas para todo. Haga paquetes de contraseñas, como por ejemplo, un tipo de contraseña para correos electrónicos y otro tipo para perfiles sociales de Internet, pero que aún así no se repitan.
  • Utilice contraseñas seguras alfanuméricas (combinando letras, números y signos) y elija palabras y/o frases que no tengan nada que ver con su persona o actividad.
  • Evite usar redes Wi-Fi abiertas, son poco seguras y fáciles de intervenir.
  • Evite usar computadoras públicas y si lo hace, borre su actividad.
  • Borre constantemente el historial de navegación, historial de búsqueda, cookies y demás rastros en todos sus dispositivos, especialmente su teléfono móvil.
  • Nunca comparta por Internet información personal, financiera, itinerarios de viaje ni información que comprometa su integridad física, sicológica y/o patrimonial.
  • Evite dar detalles sobre los temas y/o fuentes que está investigando como periodista.
  • Cuando mande correos electrónicos intente cifrar el mensaje y usar un lenguaje que sólo pueda entender la persona que recibe el mensaje.

Seguridad en dispositivos móviles

  • Elija un teléfono por sus cualidades de seguridad y no sólo porque esté de moda o sea físicamente “bonito”.
  • Use sistemas de bloqueo de su teléfono móvil.
  • Tenga en cuenta que su teléfono inteligente estará vinculado a una cuenta de correo para sincronizarlo con su computadora y archivos, por lo tanto sólo use esa cuenta de correo para este fin y no para sus actividades cotidianas.
  • Elimine constantemente información que ya no sirve, fotografías e historiales de navegación y uso de aplicaciones.
  • Use el geolocalizador de su dispositivo sólo en aquellas aplicaciones que lo necesiten y sólo cuando las tenga en uso, de lo contrario su dispositivo lo estará ubicando permanentemente.
  • Evite conectarse a Redes Wi-Fi públicas y abiertas que no son seguras. Intente contratar un plan de datos que es más seguro.
  • Verifique siempre con quién intercambia información a través de su celular.
  • Cuando haga llamadas telefónicas, recuerde que su teléfono puede estar intervenido, por lo tanto cuide bien de lo que habla.
  • Evite intercambiar información sensible a través de plataformas poco seguras como mensajes SMS, Whatsapp o Messenger de Facebook. Estas NO garantizar privacidad.
  • Descargue aplicaciones seguras como Telegram, Signal, Chat Secure, Wickr Me, Confide, Life 360 para intercambiar mensajes cifrados e incluso geolocalización segura.

El periodismo en serio es normalmente incomodo. Eso provocxa reacciones, entre otras el espionaje.

Espiar en México, es una práctica ilegal, ilegitima, inmoral y quizá hasta lúdica. No obstante ya se hace industrialmente.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta