Por 12 julio, 2012 0 Comentarios

Pésimas condiciones laborales de obreros en Parque Industrial Tizayuca

Imelda Córdova. Tizayuca.- Escudados en la crisis económica que se ha presentado en el país, las empresas del Parque Industrial de Tizayuca se han caracterizado por ser las que peor pagan a los obreros en la demarcación.

Por ello, fraccionamientos como Haciendas de Tizayuca y Rancho Don Antonio se han convertido sólo en dormitorios, ya que los dueños de las viviendas diariamente se trasladan al estado de México a trabajar, porque “los sueldos son mejores”, incluso pagando pasaje todos los días de ida y vuelta, ganan más que si se quedarán a laborar en este municipio.

Cabe recalcar que uno de los principales problemas que enfrenta un trabajador de la clase obrera en Tizayuca, es que no existen ofertas de trabajos formales, ya que la industria sólo contrata a la gente por carga de trabajo; en el lapso de dos o tres meses hacen despidos masivos.

Otras tantas empresas ante las lagunas existentes en la Ley Federal del trabajo, sólo otorgan contratos mensuales, para impedir gocen de prestaciones, se genere una relación obrero-patrón, y que le conceda garantías al empleado.

En el caso de Noble Chem, empresa dedicada a la fabricación de materia prima para obtener detergentes, bajo la dirección de Héctor M. Zuccolotto, mucho se jacta de ser una de las industrias más estables, con un crecimiento ganancial considerable en los últimos años, incluso se invitó en las pasadas campañas electorales a los candidatos del PAN a recorrer las instalaciones de la misma.

Sin embargo durante la visita del panista Daniel Ludlow Kuri, los trabajadores reprocharon que durante tres años no hayan recibido un sólo aumento en su salario, en tanto la canasta básica ha aumentado considerablemente, esto en alusión y recriminación al gobierno federal de Felipe Calderón Hinojosa.

Pero también existen compañías que se han mantenido operando violando las más mínimas garantías individuales de los ciudadanos, por citar un ejemplo: Arzimin, dedicada  a la pulverización de la piedra con lo que se elaboran piezas de cerámica; y la cual contrata gente sin goce de seguridad social, trabajando 10 horas diarias, sin hora fija de alimentos y sin firmar contrato.

Los sueldos oscilan de los 700 a 850 pesos a la semana, eso sí en algunas empresas como Funofertiz, si el cliente no paga tampoco los empleados reciben su pago esa semana.

Hasta el momento, ninguna autoridad ha hecho algo para solucionar estos problemas. Los gobiernos están preocupados por reactivar la industria en Tizayuca, por mejorar la infraestructura del Parque Industrial, dar mejores condiciones de inversión a los empresarios, figura que parece ser de mayor importancia para el sector político; pero desde las trincheras los obreros se cuestionan: ¿quién y cuándo voltearan a ver las condiciones en las que nos tienen produciendo y engrandeciendo sus emporios?

Publicado en: Municipios, Principal

Comentarios

banner ad