Piden a Reyes Magos evitar ecocidio en el río Tula

0
41

Tula.- Integrantes del comité ciudadano en defensa del ecosistema del río Tula congregados en la pérgola del jardín Constitución dieron lectura a una carta que será enviada a través de los medios de comunicación a los Reyes Magos para lograr el rescate del cuerpo de aguas residuales y no permitir el ecocidio que desde hace meses efectúa la Comisión Nacional del Agua (Conagua) con el proyecto de revestimiento del afluente.

Los activistas dijeron que quieren lograr la conscientización de las autoridades para que se revierta el daño ecológico que desde hace más de 40 años se realiza en el río y no sólo en este sino en todo la región Tula – Tepeji, llamaron a impedir la tala y muerte de más de 9 mil árboles que se contemplan.

Como primer deseo pidieron incienso para sanar las heridas la nuestra tierra, además de mitigar la indiferencia y el impacto ambiental, deseamos que se cumpla el anhelo de justicia de quienes vivimos esta realidad.

También expresaron que se necesita mirra para purificar el agua que corre por el cauce del río con el objetivo de impedir la contaminación de los veneros que se encuentran en su ribera, expresan que el río aún tiene vida, no podemos permitir que lo conviertan en un gran canal.

Por último desearon oro para abrazar los corazones y la conciencia de los seres humanos y muestre el valor de la vida, además de que se pretende que los gobernantes entiendan el valor de un medio ambiente libre de contaminantes y la preservación ecológica del entorno.

Al término de la lectura de la misiva se tuvo la intervención de la agrupación Amando la Naturaleza de Atotonilco de Tula, los cuales manifestaron su solidaridad con la causa del río Tula y denunciaron la contaminación producida por las empresas Caleras Beltrán y Cementos Fortaleza.

El presidente de la agrupación Roberto Escamilla dijo en entrevista que la situación por las emisiones de las factorías es grave y que en los últimos años han crecido exponencialmente los casos de cáncer en el municipio y la región.

Por Miguel Á. Martínez

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta