Pleitos morenos

0
50

Alberto Witvrun.-La mezcla al interior del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) da en Hidalgo como resultado a 17 días de la jornada comicial una sorda lucha intestina al registrarse acusaciones mutuas entre Gerardo Sosa Castelán y Moisés Jiménez Sánchez porque ninguno de los dos ha probado tener la fuerza y estructura de la que presumieron para poder apoderarse de la franquicia que hoy administra el doctor Abraham Mendoza Zenteno.

Mientras de manera inteligente el diputado local Alejandro Canek Vázquez Góngora y su fracción parlamentaria que es mucho más que eso, fuera de reflectores o de pugnas inútiles espera paciente el desenlace porque el panorama será claro el 2 de julio y no quiere quemar su pólvora en infiernitos demostrando que mucho le aprendió a quien fuera su jefe político Manlio Fabio Beltrones Rivera.

Por lo pronto la batalla campal en la que también están inmersas fuerzas ex perredistas generan incertidumbre en militantes y simpatizantes, de inicio a la candidata a senadora Angélica García Arrieta se le atribuyó la venta de candidaturas mediante una grabación que circulo en redes sociales y su campaña ha sido minimizada al interior del partido por la de Julio Menchaca Salazar que es segunda fórmula.

Por lo que hace  Sosa Castelán y Jiménez Sánchez sus equipos se acusan de no tener la fuerza de que presumían, mientras al jefe de la Universidad Autónoma de Estado de Hidalgo (UAEH) no le salen las cuentas de los votos que ofreció a Morena, porque se generó un rechazó natural en la comunidad universitaria y surgió un movimiento opositor estudiantil y académico interno mientras al depuesto dirigente magisterial su estrategia para apoderarse nuevamente del magisterio no le cuajó.

Sin menospreciar las capacidades de ambos el resultado electoral definirá su futuro al interior de Morena, porque existe un estimado de votos que el partido obtendría por el efecto López Obrador a esa cifra ellos tienen que agregarles dígitos, de no ser así quedarán seriamente cuestionados, mientras que la Operación Alternancia Canek parece ir viento en popa, sin correr riesgos innecesarios y sin ofrecer los que no puedes cumplir.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta