Preciso fomentar la producción de conocimiento documentado: Citnova

0
26

Preciso fomentar la producción deAunque en Hidalgo se han incrementado el número de solicitudes de patentes tecnológicas y científicas, y al mismo tiempo es uno de los estados con mayor número de oficinas para iniciar el trámite, estos no son los únicos indicadores para medir los avances y desarrollos científico-tecnológicos, el verdadero problema es generar conocimiento.

José Alonso Huerta Cruz, director general del Consejo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Citnova) de Hidalgo perteneciente a la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) de Hidalgo, explicó que el tema de las patentes en general en México, sufre de un panorama poco alentador, hoy en día se trata de abatirlo.

Desde todas las aristas que intervienen para crear este mosaico de las patentes científicas y/o tecnológicas, pues aunque en algunos países la cifra que se tiene de registros de patentes es un valioso indicador de progreso y avances en el proceso de generación de conocimiento, el tema de la propiedad intelectual en México había pasado desapercibida por algunos sectores.

Tales como el social, el empresarial y un poco el campo académico, mismo sobre el que recaía directamente las investigaciones, ya que estos tres no veían anteriormente en las patentes, en la protección y valoración del conocimiento alrededor del desarrollo de un producto, proceso o tecnología, y aun en el tema de la explotación comercialmente.

“Aunque la patente es un indicador que nos da pauta de cómo está el nivel de generación de conocimiento de una sociedad, este no es el único indicador, se mezclan otros, por ejemplo, en producción científica los países europeos son ampliamente superiores a países asiáticos en cuanto a la publicación de documentos; pero en los países asiáticos tienen un modelo de desarrollo que se enfoca a lo práctico y a la utilidad económica y comercial” dijo.

Huerta Cruz detalló que anteriormente México había seguido el modelo europeo, dejando a un lado la parte práctica, rentable y de alto impacto social para solución de problemáticas sociales reales y mediatas, de modo que se ha estado trabajando para crear un esquema mexicano que retome lo mejor de ambos modelos.

Tan sólo desde el estado de Hidalgo, destacó que se ha dado un cambio a la política pública y su visión respecto a la ciencia y tecnología, por lo que después de mucho análisis, se llegó a la conclusión que la mejor manera de impulsar la generación de conocimiento, la practicidad del mismo y su protección, es mediante la innovación.

De ahí que el antiguo Consejo de Ciencia y Tecnología de Hidalgo (Cocyteh) pasó modificar su nombre por Consejo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Citnova), el cambio de nombre obedeció a un cambio de perspectiva y enfoque, no atendió a cuestiones estéticas, pues el gobierno debía responder a la altura educativa naciente en Hidalgo.

El director de Citnova Hidalgo manifestó que en los últimos años, las instituciones de educación superior hidalguenses comenzaron a definir modelos educativos cada vez más ambiciosos, de integrar a más docentes al Sistema Nacional de Investigadores, por lo que quedó claro que el gobierno debía potenciarlo.

Aunque de igual manera debía direccionar estos trabajos oportunamente y engancharlo más hacia lo que demanda la economía y la propia sociedad, para generar un desarrollo integral tanto en lo social, económico, científico como tecnológico, partiendo desde una infraestructura adecuada, de más apoyos y de la flexibilización para que investigadores puedan comercializar y explotar sus investigaciones.

De esta manera, comentó que tan sólo hasta 2013 el número de solicitudes era inferior a 10, mientras que para 2014 un total de 30 registros a aspirar a conquistar la patente, y en lo que va de este 2015 van 12, y aunque se supera la tendencia histórica, esto no significa que ya se las vayan a dar, pues los procesos son largos (de 3 a 4 años).

Esto en las tres Oficinas de Transferencia Tecnológica (OTT) que existen en Hidalgo por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y una más; pero por parte de la Universidad Politécnica de Pachuca que en coordinación con el Instituto Mexicano de la Propiedad Industria abrieron un centro de patentamiento que es una ventanilla para poder hacer el trámite.

Ante todo este panorama, Huerta Cruz refirió que el verdadero reto que hoy debe enfrentar Hidalgo y México, es el de seguir fomentado la producción de conocimiento científico y tecnológico documentado, de dotar de mecanismos de transferencia para que la patente represente un activo que potencialmente explotable y redituable en todos los sentidos.

Por Nelly Téllez

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta