Relevo

0
54

Alberto Witvrun.-En medio de la polémica que generó la solicitud de renuncia de funcionarios públicos en el gobierno del estado a partir del nivel de jefe de departamento que ahora se sabe fueron parte de los acuerdos de los equipos de transición para darle transparencia a la entrega recepción, se llevará a cabo el relevo constitucional de poderes Ejecutivo y Legislativo con una nueva geografía política que contrario a lo que parece, es positivo para quien en unas horas tendrá en sus manos la conducción institucional de Hidalgo.

Solicitar renuncias al personal de confianza no es nuevo, pero se polemizó al conocerse que cientos de funcionarios no acudieron a sufragar el 5 de junio, aunque ese no fue el motivo sino facilitar el accionar de la nueva administración que estará en libertad de “hacer buenas” las renuncias o de ratificar a quienes venían desempeñándose en esos cargos así que la medida no puede ser atribuida a una medida represora; tampoco se puede negar que muchos no cumplieron con su responsabilidad de acudir a las urnas.

Por lo que hace a lo político sin duda esta condición le da un amplio margen de maniobra al gobernador Omar Fayad Meneses y al gabinete que lo acompañará en esta primera fase porque lo liberó de compromisos con grupos y personajes que piden cuotas en la estructura de gobierno porque el resultado registrado en las elecciones municipales y estatales se los impide.

Toda vez que hubo una cascada de traiciones y simulaciones que llevaron al Partido Revolucionario Institucional (PRI) a inesperadas derrotas, en este escenario Omar Fayad tendrá además de dar resultados en el corto plazo como gobierno recomponer a su partido para que pueda enfrentar con condiciones de triunfo las elecciones federales y estatales que se desarrollarán dentro de dos años.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta