Ruido innecesario

0
18

Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) está en su derecho de salir a las calles a protestar por lo que considera un acto de represión a un grupo de militantes, que no al pueblo de Hidalgo porque decir que se reprimió al pueblo, no es correcto ni válido en esta confrontación política con el gobierno del estado que argumenta actuó en apego a la ley y con el argumento de que la fuerza pública que acudió a la sede del Congreso local fue solo con equipo antimotines y no portaba armas de fuego.

A la dirigencia de Morena omite decir lo que muchos vieron, es decir que una parte de los manifestantes iba con palos y varillas, que ingresaron a la sede legislativa, que rompieron vidrios y causaron destrozos aunque menores, no dejan de ser actos vandálicos, luego dice que fueron agredidos diputados, lo que no es totalmente correcto porque en el momento del enfrentamiento los legisladores electos ya se había ido y la única que se quedó, fue la representante con Ixmiquilpan.

Tampoco se puede considerar que fue el gobernador quien ordenó el desalojo, porque la policía estatal llegó a resguardar las instalaciones legislativas a petición de la diputada presidenta de la mesa directiva, es decir técnicamente el gobernador no puede ser responsable porque la Secretaría de Seguridad Pública atendió una petición formal por parte del Poder Legislativo.

Ahora que salir a las calles tiene dos lecturas, que la dirigencia de Morena atendió la exigencia del grupo universitario que ya tenía tiempo de querer sacar a sus alumnos y maestros a una protesta para demostrar su capacidad de movilización y la otra es que aún no entienden que a partir de septiembre serán parte del gobierno y se mantienen actuando como oposición, metiendo ruido innecesario al estado y pudiendo generar una imagen negativa poco conveniente para sus planes futuros.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta