Indígenas sin defensores de oficio en Hidalgo: CDI

0
18

Sin defensores de oficioAunque la legislación local mandata contar con defensores de oficio que hablen alguna lengua originaria, hasta el momento el estado de Hidalgo no cuenta con ninguno para atender oportunamente las diligencias de 259 personas que se encuentran retenidas actualmente en la entidad hidalguense, el estado cuenta solo con 34 intérpretes y 14 traductores certificados.

Daniel Rolando Jiménez Rojo, delegado federal de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) en Hidalgo, explicó que hasta el momento estos casos de detenciones son principalmente por delitos considerados como menores, agresiones físicas entre iguales, de los cuales 10 son mujeres.

Los traductores e intérpretes al solo ser un puente de comunicación y no tener la condición de procurar justicia, el acceso a la justicia con pleno respeto a las y los indígenas, deriva en claras violaciones a la ley de Derechos Lingüísticos de Hidalgo al no contar con defensores de oficio que hablen alguna lengua indígena, así como una impartición de justicia con huecos.

Pese a que el día de ayer se inauguró el Curso de Formación de Intérpretes de Lenguas Indígenas, dirigido a 48 personas en materia de procuración de justicia y por primera vez en materia de salud a fin de garantizar el acceso a los diversos servicios gubernamentales en pleno respeto a los derechos humanos.

El delegado aseveró que estas acciones no son suficientes para un ejercicio libre y pleno de los derechos de estas personas en materia de justicia para que sean asistidos en su lengua y sepan del procedimiento y puedan tener una defensoría oportuna, adecuada y profesional, pues la justicia no es la que llega después.

Cabe mencionar que Hidalgo ocupa el sexto lugar a nivel nacional, junto con Guerrero, con mayor número de población indígena al contar con más de 350 mil indígenas, lo que representa el 15 por ciento del total de la población hidalguense, predominando las lenguas Náhuatl, Otomí, Tepehua y el Mixteco.

Por Nelly Téllez

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta