Sinuhé y González Murillo van por la gente olvidada

0
34

Los candidatos del Partido Nueva Alianza (Panal), Sinuhé Ramírez Oviedo, para diputado federal por el distrito 07 con cabecera en Tepeapulco, y Alejandro Gónzalez Murillo, aspirante al Senado, arrancaron ayer su campaña rumbo a los comicios del primero de julio, donde expusieron que su compromiso será crear confianza en la ciudadanía hacia los partidos políticos.

El exlíder sindical de los maestros mencionó que entiende “cuál es el compromiso que debemos asumir, me queda claro lo que la ciudadanía demanda y quiere, una nueva forma de hacer política; porque todos coincidimos que durante un periodo largo hemos escuchado promesas, la gente está cansada de ello, la gente quiere propuestas de verdad, donde uno se comprometa a sumarse con valor, responsabilidad, lealtad, cada uno de los compromisos adquiridos”.

Asimismo, agregó que “la gente está harta de promesas que no se hacen realidad; hoy queremos estar ahí, en el lugar donde se toman las decisiones, donde verdaderamente debemos concretizar las ideas de la gente, donde podamos realizar el verdadero ejercicio de la política, vivir tranquilos, en paz, seguridad, tener claro que los jóvenes necesitan oportunidades de verdad”.

De igual manera, hizo hincapié en que otros de los puntos a abordar durante su campaña son los ejidatarios, las mujeres, el turismo, los docentes, entre otros.

En tanto, González Murillo acentuó que la labor de convencer a la sociedad sobre creer de nuevo en los políticos es complicada ya que, después de muchos años, “la gente no cree en promesas, en lo que se comprometen los políticos, que hay una distancia abismal entre políticos y sociedad, hoy tenemos un papel muy importante: sólo deben participar en política quienes busquen el bienestar de la sociedad”.

Enfatizó que su prioridad será trabajar por las personas “olvidadas”, quienes tienen salarios bajos, quienes no tienen lo mínimo indispensable para vivir de la mejor manera, “vamos por la gente ignorada, por la gente olvidada”.

Por Adela García

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta