*SNTE ¿qué sigue?

0
31

COLUMNAAlberto Witvrun.-Si bien hay tiempos que se tienen que cumplir en el proceso que se le sigue a la ex secretaria general de la Sección XV del Sindicato nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Mirna García López, parece que existe interés en bajar el perfil de este caso en particular de la actual dirigencia magisterial porque el siguiente paso lógico es investigar que destino tuvo el dinero y que grado de responsabilidad tiene la diputada local María Eugenia Coradalia Muñoz Valdés.

También se debe considerar el fuero constitucional de que goza la ex secretaria de Finanzas de la Sección XV pero aún no se entiende porque no ha sido llamada por la autoridad ya que era la directa responsable de las cuentas de cheques que fueron utilizadas por García López para cometer lo que legalmente se conoce como robo agravado.

Pero tampoco se sabe nada de las otras cuentas de cheques que consideraba la auditoria aplicada por instrucción del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE ni si se sigue la ruta del dinero que pudiera llevar el proceso de robo agravado al nivel de delito federal por considerarse que la participación de más de tres personas puede ser calificado como una modalidad de delincuencia organizada.

Por ello genera dudas y expectación el silencio que guarda la dirigencia seccional concretamente el secretario general Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo y el diputado local Víctor Trejo Carpio sobre todo este último que operó como el denunciante ante los medios de comunicación para liberar de interrogantes de los medios al dirigente hasta que se conoció formalmente la denuncia.

Los silencios y hermetismo dan señales tal vez equivocadas de que ya no se quieren generar “ruido” para dejar abierta una nueva posibilidad de acuerdo con el grupo de Moisés Jiménez Sánchez, para que abandonen la plaza a cambio de dejar inconclusa la investigación.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta