Sosa y sus traiciones tricolor, blanquiazul y naranja

0
379

Alberto Witvrun.-Por la distribución nacional de la coalición Por México al Frente, Dante Delgado no otorgó las posiciones en Movimiento Ciudadano (MC) que pedía Gerardo Sosa que pragmático y oportunista, rompió el acuerdo de poner al servicio del partido naranja la estructura creada mediante la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Al considerar que MC no crecería en Hidalgo decidió poner a la UAEH al servicio del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), lo que se confirmó el sábado para ello se valió de Moisés Jiménez depuesto dirigente de la Sección XV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), elbista más incorporado al partido de López Obrador.

Sosa, no tardó en la nueva traición, negoció una posición en la lista plurinominal de candidatos a diputados federales de Morena para la dirigente del Sindicato de Personal Académico (SPAUAEH), Lidia García, a quien trató de posicionar con la huelga en la UAEH e impulsarla como candidata de mayoría por Pachuca; la segunda posición fue Isabel Alfaro candidata por Tulancingo.

A cambio renunció al Revolucionario Institucional (PRI) y mientras amagaba con una marcha estudiantil que canceló, armó su juego en Tulancingo con Marco Antonio Alfaro, presidente de la Feria del Libro postulado por MC y hermano de la candidata por Morena, ante eso los panistas ya traicionados por Sosa cuando adquirió la franquicia de MC, pidieron excluir al partido naranja de la coalición en Hidalgo.

Aun así Morena Hidalgo aceptó dócilmente a los universitarios, lo que aprovechó Sosa para dar un paso en apoderarse del partido ordenando a su primo Miguel Ángel de la Fuente sumarse a la bancada morenista, que se convirtió en la segunda bancada en la 63 Legislatura, con quien la UAEH tiene controversia legal porque rechaza al órgano de control interno que supervisaría sus operaciones financieras.

Así Sosa, primero traicionó al PRI con su injerencia en Acción Nacional (PAN) y a este para quedarse con la franquicia de MC y, al ver limitado su crecimiento busca apoderarse de Morena; por lo pronto fiel a sus usos y costumbres el Garza Bus luce los colores de Morena lo mismo que la garza en el polideportivo Martínez, que alguna vez fueron azules y naranjas.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta