*UAEH, sin sorpresas

0
36

columnaAlberto Witvrun.-La soberbia de que al interior de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) no sucede nada sin su autorización o voluntad Gerardo Sosa Castelán que tiene un cada vez más frágil control de la comunidad universitaria recibe peligroso revés con el paro estudiantil en solidaridad con normalistas de Ayotzinapa; que ya sabe a rebelión.

La toma de escuelas iniciada en el campus Real del Monte obligó a reunión urgente en el bunker Amaque de dónde salió la orden al rector Humberto Veras para intentar darle sentido institucional al anunciar paro de 72 horas; lo cierto es que no tenían alternativa la suspensión incluyendo la que tuvo brotes violentos en el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades  (Icshu) estaba consumada.

Paralelamente constituyen la Coordinadora Independiente de Estudiantes Universitarios (CIEU) que desconoció al Consejo Estudiantil Universitario (CEU) y a su presidente Jorge Mayorga cuarto en 11 años de vida del organismo que sustituyó a la tristemente célebre Federación de Estudiantes Universitarios de Hidalgo (FEUH) tras la fracasada asonada de 2003 encabezada por su último dirigente Alejandro Rosas.

Nada causó sorpresa en enero pasado surgió el movimiento Tu También Decides contra medidas unilaterales de las autoridades apagada mediante represión que concluyó con premios (becas) y castigos administrativos según la respuesta de los alumnos que lo iniciaron, lo mismo sucedió con quienes colocaron mantas de protesta en la torre de rectoría.

Esta rebelión con nombre y apellido de alumnos tiene alcances inesperados y daños colaterales porque no es un secreto que otros actores políticos y los gobiernos federal y estatal han respetado la jefatura de Gerardo Sosa en la UAEH porque la mantiene en calma y de perder el control, su fuente de poder estaría agotada y abriría el camino para un cambio generacional en esta casa de estudios.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta