Valle del Mezquital, bomba de tiempo

0
63

Alberto Witvrun.-La inacción de las autoridades en el Valle del Mezquital empezando por el municipio emblemático Ixmiquilpan mantienen a la región en un clima de inestabilidad desde hace varias décadas derivado de los intereses políticos y económicos que confluyen en ella y que hace necesaria y urgente la aplicación de las leyes sin encubrir a nadie porque después del enfrentamiento entre comuneros y pequeños propietarios en Dios Padre que costo una vida no hay soluciones definitivas.

Decenas de ordenes de aprehensión sin cumplimentar lo mismo que delitos sin denunciar y la tolerancia llevada al extremo por no afectar “usos y costumbres” que en buena medida violan las leyes y que mantienen un alto índice de impunidad al que se apegan personajes y organizaciones obedeciendo a intereses particulares que afectan a la población.

En este conflicto que debe resolverse en el Tribunal Unitario Agrario (TUA) juegan los intereses del diputado local Cipriano Charrez Pedraza, cuyo suplente Marco Antonio Quintanilla Martínez es quien encabeza a la asociación de Pequeños Propietarios y que fueron con la bandera de reclamar tres predios invadidos por los comuneros quienes provocaron el enfrentamiento.

En este escenario la remoción del subsecretario para esa región y mandar vigilancia policial al rancho Damasco alguna vez propiedad del sacerdote católico de origen italiano expulsado del país en el gobierno de Carlos Salinas, no es una solución de fondo es nuevamente un paliativo por parte del secretario de Gobierno Simón Vargas Aguilar.

Alguien tiene que decirle que es tal inestabilidad que en agosto de 2010 asesinaron al ex alcalde Cirilo Hernández Quesada, daño colateral del conflicto El Alberto-La Estancia y aún no hay presuntos responsables; mientras el diputado Cipriano Charrez alimenta la inestabilidad diciendo que hay grupos armados; cuando lo que se requiere es que se cumpla la ley y mientras no se haga el Valle del Mezquital es una bomba de tiempo.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta